Expertos del sector debaten sobre la importancia de la futura ley del desperdicio alimentario

Expertos del sector debaten sobre la importancia de la futura ley del desperdicio alimentario

Publicado el jueves 20 de enero del 2022
jueves 20 de enero del 2022

Este miércoles 19 de enero se han reunido diferentes expertos en el Club Financiero Génova para abordar el foro “Los retos frente a la reducción del desperdicio alimentario en España” organizado por Confilegal, con la participación de Sivarious y patrocinado por Phenix y Bureau Veritas.

Los expertos han coincidido en que se trata de una ley importante para todo el sector. Además, han agradecido que el Gobierno haya tenido la iniciativa de dar el paso al frente para sacar adelante el Anteproyecto de Ley de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario. Hay que recordar que fue aprobado en octubre de 2021 en el Consejo de Ministros. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación tiene como objetivo aprobarla en 2022 y que sea en 2023 cuando entre en vigor.

Uno de los temas de los que se han tratado dentro del foro para mejorar algunos aspectos de la ley han sido las bonificaciones fiscales de la futura ley sobre el desperdicio alimentario.

Sobre este asunto, Paloma Sánchez Pello, directora de Competitividad y Sostenibilidad de FIAB, ha señalado que ha sido “uno de los temas que hemos solicitado al Ministerio y hemos incorporado en nuestras alegaciones”.

“Hay otros países de la Unión Europea que tienen recogidas medidas fiscales, por ejemplo, que no tuviera IVA ayudaría a incentivar aún más este tipo de donaciones, con incentivos fiscales sería una ley mucha más completa”, ha afirmado Sánchez Pello.

Un asunto que ha estado respaldado por el resto de participantes de la primera mesa redonda del foro: la Responsable de Medioambiente de ASEDAS, María Martínez-Herrera; la Vicesecretaria General de UPA, Montse Cortiñas y el Country Manger en España de Phenix, Jean-Baptiste Boubault.

Primera mesa redonda con la Responsable de Medioambiente de ASEDAS, María Martínez-Herrera; la Vicesecretaria General de UPA, Montse Cortiñas; el Country Manger en España de Phenix, Jean-Baptiste Boubault; la Subdirectora General de Calidad y Sostenibilidad Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Ana Díaz, y la directora de Competitividad y Sostenibilidad de FIAB, Paloma Sánchez Pello

Este asunto lo ha recogido la Subdirectora General de Calidad y Sostenibilidad Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Ana Díaz, que ha afirmado que esta ley “es un reto ambicioso” y ha señalado que desde el Gobierno son “conscientes de que la ley necesita un apoyo económico”: “Es un tema que tendremos que trabajar con las comunidades autónomas”.

Sobre este tema, el Country Manager en España de Phenix, Jean-Baptiste Boubault, ha explicado que en Francia, el país donde nació su proyecto, se ofrece “un 60% de beneficio fiscal en la donación y aquí estamos hablado del 35% hasta el 40%”.

Según Boubault “se crea un nuevo mercado en la lucha contra el desperdicio al proponer un incentivo fiscal mayor porque incentivamos que las empresas donen. Cuando hablamos con cadenas de supermercados a veces hablan de que donan palets enteros del producto, pero lo que es interesante es que cada día salgan productos, no digo que sea fácil, pero hay soluciones si el marco es muy favorable”.

Y añade que “muchas empresas donan y por no organizarse bien, desaprovechan la posibilidad de beneficiarse de un incentivo fiscal”.

El régimen sancionador de la ley

Otro de los puntos que se han tratado en el foro ha sido el régimen sancionador. Sobre este asunto, la responsable de Medioambiente de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), María Martínez-Herrera, ha lanzado un mensaje claro: “El régimen sancionador es muy potente, queremos acotarlo, no porque estemos en contra o porque sea dura, sino porque no sabemos muy bien qué está dentro del régimen, cuáles son sus objetivos y buenas prácticas. Queremos más claridad”.

El anteproyecto recoge cuatro tipos de infracciones graves relacionadas con la donación de alimentos. Entre estas infracciones destaca: no donar o distribuir los excedentes a empresas o entidades de iniciativa social, discriminación en el reparto de alimentos, no aplicar la jerarquía de prioridades para el uso de alimentos. Las multas pueden estar penadas entre los 6.001 y los 150.000 euros.

Desde el Ministerio, Ana Díaz, ha señalado que están abiertos para escuchar todas las propuestas que se hagan sobre la ley porque se está buscando contar con el apoyo “de toda la cadena alimentaria”.

El desperdicio alimentario y la tecnología

Desde Phenix, según ha contado Jean-Baptiste Boubault, se ha hecho especial hincapié en la importancia de la tecnología en el desperdicio alimentario. De hecho, la compañía se encarga de “detectar aquellos productos que van a caducar próximamente. Una vez detectados, el objetivo es darles salida en nuestro propio punto de venta a través de oferta comercial”.

De esta manera, ha añadido se mueve el producto y “devolvemos algo de poder adquisitivo a nuestros consumidores y sacamos valor de estos productos aunque se haga con un descuento”.

La vicesecretaria general de UPA, Montse Cortiñas

Sobre este tema, la vicesecretaria general de UPA, Montse Cortiñas, ha afirmado que “para un productor de alimentos, el desperdicio es un fracaso” y ha señalado que “los agricultores y ganaderos estamos empeñados en tener cada vez mayor tecnología para contar con menos desperdicio”.

Además, ha destacado que “es urgente” abordar la ley contra el desperdicio alimentario porque este asunto “tiene un impacto de emisiones que hace que perdamos recursos que no nos podemos permitir como sociedad y como planeta”.

Un reto de almacenamiento

La segunda mesa de este foro ha contado con la participación de Clara Fuentes, responsable de asuntos públicos de las Asociación Marcas de Restauración; Patricia Estanheiro, responsable Calidad Alimentaria de Hostelería Madrid; Adrián Martínez Bazaga, Food Market Leader España y Portugal de Bureau Veritas, y David Esteller, responsable del Proyecto Desperdicio Alimentario de la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC).

Segunda mesa del foro con Clara Fuentes, responsable de asuntos públicos de las Asociación Marcas de Restauración; Patricia Estanheiro, responsable Calidad Alimentaria de Hostelería Madrid; Adrián Martínez Bazaga, Food Market Leader España y Portugal de Bureau Veritas, y David Esteller, responsable del Proyecto Desperdicio Alimentario de la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC)

Entre los temas que se han tratado ha sido la logística a la hora de donar alimentos. Sobre este asunto, Patricia Estanheiro, responsable Calidad Alimentaria de Hostelería Madrid, ha señalado que en muchas ocasiones “nos encontramos con un problema logístico porque las propias entidades no pueden distribuir, por eso nos está funcionando mejor que sea el propio cliente el que vaya a recoger el producto, a través de una app, de modo que siempre queda reflejado donde va el producto”.

Y ha añadido: “Nos funciona mejor que sea el propio cliente el que pueda salvar productos al final de la jornada, porque muchas veces podemos generar un bloqueo en las entidades que lo gestionan porque no tienen capacidad”.

Un estudio preliminar antes de la ley contra el desperdicio alimentario

Una de las peticiones que ha lanzado la responsable de asuntos públicos de la Asociación Marcas de Restauración, Clara Fuentes, al Gobierno ha sido un estudio preliminar: “Pedimos al Ministerio que se haga un estudio preliminar a la puesta en marcha de la ley, para saber de dónde venimos y después conocer su impacto”.

Además, ha señalado que están pendientes de ver cómo se a cuantificar el desperdicio alimentario y si “la cuantificación va a ser estricta, y por tanto, la empresa va a tener que invertir en formación de la plantilla, logística, sistemas de procesos…”.

Y ha apuntado que, desde la Asociación, “abogamos por una política fiscal que se pueda aplicar de una manera eficaz. Desde la restauración valoramos positivamente la exención al IVA”.

La trazabilidad de los alimentos que se donan

En este sentido, las empresas dedicadas a la agroalimentación que donan como las organizaciones receptoras están obligadas a garantizar la trazabilidad de los alimentos donando con un sistema de registro.

El responsable del Proyecto Desperdicio Alimentario de AECOC, David Esteller, ha señalado que “hacer trazabilidad en organizaciones con estos procedimientos puede ser muy sencillo o muy complicado porque no todas tienen los sistemas informáticos que puede tener un distribuidor o un pequeño comercio”.

Además, Esteller, ha hablado de la ley contra el desperdicio alimentario que se planteó en Cataluña. Sobre ello, ha afirmado que es similar a que tienen en Francia o Italia pero “la diferencia es que la catalana hace referencia a toda la cadena alimentaria”.

La llegada de la nueva ley, un deseo común

Desde Bureau Veritas, la compañía global que ofrece servicios y soluciones sobre inspección y certificación, se han sumado al mensaje común que tienen todos los participantes que es la llegada de la nueva ley contra el desperdicio alimentario.

Foro Desperdicio Alimentario
El Food Market Leader de Bureau Veritas en España y Portugal, Adrián Martínez Bazaga, y Patricia Estanheiro, responsable Calidad Alimentaria de Hostelería Madrid

El Food Market Leader de Bureau Veritas en España y Portugal, Adrián Martínez Bazaga, ha trasladado un mensaje claro: “Ojalá puedan cubrirse rápido los trámites para que pronto la ley pueda ser una realidad”.

Además, ha explicado el trabajo que se realiza desde la compañía que hacen una labor de planificación, control y actuación “desde el punto de vista de mejora” con el desperdicio alimentario: “Somos una entidad evaluadora, lo que hacemos es auditar para verificar que todo el sistema está bien implantado”.

Y ha señalado que es importante que las empresas tengan un buen sistema de gestión: “Es necesario que la organización elabore una memoria pública de los resultados de un año y los retos que se plantea para el año siguiente”.

Para finalizar, Martínez Bazaga, ha trasladado un mensaje positivo: “Estamos uno de los países europeos que más ha avanzado en este asunto. Hay aspectos básicos de la seguridad alimentaria que ya están cubiertos. Somos afortunados. Ya hemos superado una serie de aspectos básicos y estamos trabajando en otros retos”.

Noticias Relacionadas