Patatas trufadas

Patatas trufadas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos)
Cargando...
Tiempo de Preparación
50 minutos
Número de Raciones
2 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Todos sabemos que las patatas fritas son un riquísimo acompañante para casi cualquier plato, y hoy os queremos sorprender con una versión súper aromatizada, crujientes, y con un sabor que nunca pasa de moda. Estamos hablando de unas deliciosas y exquisitas patatas trufadas.

¿A qué las queréis probar? Pues manos a la obra. Esta receta no puede ser más fácil de preparar. Además, en rara ocasión no va a conquistar el paladar de todo aquel que las pruebe. Tan solo es necesario tener aceite de trufa en casa, puede ser trufa negra o blanca, aunque mejor usar el de trufa negra, y si ya disponemos de un poco de sal trufada conseguiremos una receta de lo más perfumada y deliciosa.

Puedes acompañar estas deliciosas patatas fritas trufadas con casi cualquier plato. Por ejemplo: unas hamburguesas rellenas de queso, o cualquier tipo de hamburguesa vegana, también es un delicioso acompañante para un pollo frito estilo KFC, o una sanísima lubina a la espalda. Como veis podemos prepararlas en casi cualquier ocasión. Vamos a ello.

Cómo hacer patatas trufadas:

  1. Lavamos bien las patatas que vayamos a usar. Podemos o no, pelarlas. Eso depende del gusto de cada uno.
  2. A continuación, cortamos las patatas a lo largo en forma de bastones de, más o menos, ½ cm de grosor. Aunque el grosor de las patatas va un poco como os gusten en casa, o dónde las preparéis. Pueden ser más gruesas, o más finas.
  3. Tras ello, pasamos las patatas a un bol grande con agua muy fría, si tenemos hielos en el congelador podemos agregarle unos cuantos para que esté más fría. Debemos dejarlas en el cuenco durante al menos 1 hora.
  4. Una vez transcurrido el tiempo, precalentamos el horno a unos 200 grados, como siempre os recordamos que saquéis todas las bandejas.
  5. Procedemos a tirar el agua de las patatas y secarlas muy bien. Esto es muy importante, ya que dejar algo de agua puede influir en que queden menos crujientes de lo que nos gustarían las patatas trufadas.
  6. Echamos las patatas en otro cuenco seco y les agregamos un chorrito de aceite de oliva, un poquito de pimienta y sal, no demasiada, puesto que posteriormente les vamos a echar algo más de sal, pero en este caso trufada. En este punto podéis agregarles: ajo en polvo, pimentón dulce, orégano… las especies que prefiráis. Mezclamos bien hasta que todas las patatas estén bien impregnadas.
  7. Después, cogemos una bandeja de horno y le colocamos una hoja de papel de horno o sulfurizado. Disponemos las patatas en la bandeja, tiene que haber separación entre ellas, para que se horneen correctamente.
  8. Metemos en el horno durante 15 minutos, sacamos la bandeja con cuidado de no quemarnos, y les damos la vuelta a todas las patatas, volvemos a meter durante unos 10 / 15 minutos. Esto puede variar en función del horno, por lo que no os alejéis mucho de él.
  9. En cuanto estén listas, las retiramos del horno, dejamos enfriar 2 minutos, echamos el aceite trufado, un poquito de sal trufada (opcional), y mezclamos bien.
  10. Las pasamos al plato donde las vayamos a servir y espolvoreamos con un poco de perejil picado y un poquito de parmesano rallado, o al gusto.

¡Servir de inmediato, y a disfrutar estas riquísimas patatas trufadas!

Podemos servirlas con kétchup, salsa rosa, salsa de mostaza, o incluso una salsa de foie, o una deliciosa mayonesa casera con un toque de trufa. Para hacer esta última receta solamente necesitamos hacer una mayonesa normal y echamos un chorrito extra de aceite de trufa. Si queréis hacer una receta vegana sin obviar la salsa, os proponemos hacer nuestra mayonesa vegana y que le echéis un chorrito de aceite de trufa, y listo.

Buscador de recetas

Buscador de recetas

Recetas Relacionadas