Dabiz Muñoz provisionó 5,2 millones de euros por el cierre de StreetXo Londres

Dabiz Muñoz provisionó 5,2 millones de euros por el cierre de StreetXo Londres

Publicado el jueves 24 de marzo del 2022
jueves 24 de marzo del 2022

La incursión británica no le salió a cuenta a Dabiz Muñoz. En diciembre de 2020 el afamado chef tomó la decisión de apagar definitivamente los fogones de StreetXO en Londres tras cinco años de funcionamiento y unas expectativas insatisfechas. «Viendo lo que ha pasado en Reino Unido, habríamos tenido que cerrar igualmente, y se habría llevado por delante a mis otros negocios», reconocía hace unos meses en una entrevista en la Cadena Ser.

Aunque la falta de perspectiva de negocio y los meses de cierre por pandemia fueron la puntilla, la clausura del restaurante se barruntaba desde mucho antes. Algunos socios que invirtieron en el proyecto se retiraron en 2018, forzando que Muñoz tomará la mayoría del capital. El cocinero se gastó casi cuatro millones de euros en recomprar las participaciones de los socios financieros que vendieron su participación.

Lo cierto es que, al margen de que fuera previsibile o no, el cese del negocio londinense dejó una abultada factura. Tras los cerca de seis millones de euros invertidos durante el tiempo que permaneció abierto, donde sólo el alquiler del local implicaba 400.000 euro anuales, Muñoz se vio obligado a realizar una provisión de 5,24 millones de euros por la liquidación de StreerXo LTD, su sociedad en Reino Unido.

Muñoz tuvo que pedir un crédito para hacer frente a los costes del local durante el confinamiento

Según el último informe de cuentas de Pig Wings, que agrupa el negocio de restauración del chef galardonado con tres estrellas Michelin, esta cantidad corresponde a la totalidad del coste de la inversión realizada en el local. Como consecuencia, la sociedad británica incurrió en unas pérdidas de 5,3 millones en 2020 y lastró a la dominante a entrar en un patrimonio neto negativo de 2,92 millones.

«El último año y medio allí conseguimos pintar de verde la cuenta de resultados, pero tuvimos que decidir qué era lo inteligente», declaró el chef en la misma entrevista. A este respecto, contó que cada mes sin actividad costaba 50.000 euros al mes, y tras tenerlo abierto durante cuatro meses cuando se relajaron las restricciones tuvo que pedir un crédito para poder hacer frente a ese gasto mensual.

Pese a que esta situación de desequilibrio patrimonial, unida al fondo de maniobra negativo ante la falta de caja, era motivo suficiente para entrar en causa de disolución, la empresa Pig Wings la evitó gracias a la suspensión aprobada al comienzo de la pandemia. No obstante, en parte se compensó con los resultados a través de las sociedades Hungry Arms y de Duke Roads. Esta última, que alberga el negocio de DiverXo así como de StreeXo, generó un beneficio de 300.000 euros y unos ingresos de 7,4 millones en 2020.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas