Gambas al ajillo

Gambas al ajillo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos)
Cargando...
  • Esta receta contiene Crustáceos
Tiempo de Preparación
20 minutos
Número de Raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Vamos a elaborar un plato súper sencillo a la par que sabroso. Hoy, preparamos una receta tradicional que hemos acostumbrado a ver y a comer, a quien les gusten las gambas, prácticamente en todos los bares costeros, y no costeros de España. ¿Listos para zambullirnos en unas gambas al ajillo?

Cómo hacer gambas al ajillo:

  1. Antes de nada, debemos pelar las gambas, reservando las cabezas y las cáscaras aparte.
  2. A continuación, pelamos los ajos y los laminamos. Procurando quitar antes el germen.
  3. Disponemos las gambas peladas en un plato, y colocamos una sartén a fuego lento, con un buen chorreón de aceite de oliva. ¡No os cortéis! En esta receta debemos ser generosos con el aceite.
  4. Ahora, echamos los ajos laminamos junto con la guindilla, y subimos a fuego medio. Debemos dejar que los ajos se doren, pero con mucho cuidado de que no se quemen, ya que deberíamos volver a empezar.
  5. Una vez los ajos estén en su punto exacto, añadimos las gambas y un pellizco de sal.  Removemos y dejamos cocinar unos 3 minutos.
  6. Ya sólo nos falta emplatar nuestras deliciosas gambas al ajillo. La costumbre es servirlas en una fuente de barro de esta forma mantienen mucho mejor el calor. Además, podemos finalizar espolvoreando con un poco de perejil picado por encima.

Ya tenemos unas buenas gambas al ajillo, plato ideal como entrante o aperitivo.

Acompaña estas exquisitas gambas al ajillo con unas rodajas de baguette para mojar en la salsa ¡No tiene desperdicio! Si os gustan las gambas y las recetas fáciles no podéis dejar de probar nuestros espaguetis con gambas al ajillo. Aunque si preferís un plato más sano, debéis probar nuestro salteado de brócoli y gambas, la receta de judías verdes con gulas y gambas, o nuestro plato de quinoa con espárragos y gambas. ¡Toda una exquisitez!

Tradicionalmente este plato se prepara directamente en una cazuela de barro, o terracota, apta para horno. Aunque, hoy día ya no estamos acostumbrados a cocinar con estos utensilios a pesar de que por el material del que están elaborados mantienen y potencian el sabor de los ingredientes que se cocinan en ellos.

Trucos, consejos y demás de las gambas al ajillo:

  • Si no somos amigos del picante podemos omitir la guindilla. Y si por el contrario amamos el picante, no tendremos más que doblar la cantidad de guindilla.
  • Podemos elaborar esta misma receta con gambones o langostinos.
  • En este caso hemos usado gambas frescas, pero se podría hacer con gambas congeladas. Tan sólo debemos dejarlas descongelando el día anterior dentro del frigorífico.
  • Además, podemos congelar las cabezas y las cáscaras de las gambas reservadas para elaborar posteriormente un buen fumé de pescado.
Julia Gaitán
Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.

Buscador de recetas

Buscador de recetas

Recetas Relacionadas