Bares y restaurantes se enfrentarán a multas de hasta 60.000 euros por desperdiciar comida

Bares y restaurantes se enfrentarán a multas de hasta 60.000 euros por desperdiciar comida

Publicado el martes 07 de junio del 2022
martes 07 de junio del 2022

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el proyecto de ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario. El objetivo es prevenir y reducir las cantidades de comida que se tiran a la basura, que sólo en los hogares españoles suponen unos 1.364 millones de kilos anuales, de acuerdo con cifras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Según ha señalado el ministro de Agricultura Luis Planas, es una ineficiencia de la cadena alimentaria, en la que se produce una pérdida del 20%. Para reducir ese porcentaje, todos los elementos de la cadena alimentaria, excepto las tiendas de menos de 1.300 metros cuadrados, estarán obligados a tener un plan específico.

La norma involucra a la mayoría de actores de la cadena alimentaria

Entre las medidas que presenta el proyecto de ley se incluye la obligación de bares y restaurantes de elaborar un plan de prevención para minimizar las pérdidas y destinar los alimentos a otros usos. Por ejemplo, ofreciendo al consumidor la posibilidad de llevarse alimentos sin ningún coste adicional. Para ello, el establecimiento deberá contar con tuppers reutilizables o compostables, si bien el cliente puede traer su propio envase de casa.

El texto, pendiente de ser remitido a las Cortes para su tramitación parlamentaria, contempla sanciones para los comercios que no cumplan con esta legislación. A este respecto, las empresas de hostelería tendrán que informar sobre su desperdicio anual y suscribir convenios con entidades de iniciativa social para donar los excedentes. En el caso de que los alimentos no puedan destinarse al consumo humano, se transformarán en otros productos o, como tercera opción, en alimentación animal.

Estas exigencias incluyen a los establecimientos que sirvan comida, desde los bares a las grandes superficies comerciales. Como parte de este plan preventivo, los restaurantes estarán obligados a incorporar criterios de compra sostenible y de calidad para reducir la huella ambiental. Las compañías que no respeten estas medidas se enfrentan a multas de entre 2.001 a 60.000 euros por infracciones graves, cuando el anteproyecto de octubre planteaba cifras de hasta 150.000 euros.

Tal y como ha adelantado El País, las causas para incurrir en estas faltas van desde impedir la donación de alimentos a no donar los excedentes. En el caso de reincidir, la sanción puede ascender a medio millón de euros.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas