Los detenidos por el robo en Atrio piden que se tase el valor de los vinos

Los detenidos por el robo en Atrio piden que se tase el valor de los vinos

Publicado el miércoles 10 de agosto del 2022
miércoles 10 de agosto del 2022

Un robo de película del que no se ha escrito el último capítulo. La defensa de las dos personas acusadas de robar 45 botellas de vino en el hotel-restaurante Atrio de Cáceres ha pedido a la jueza encargada de instruir el caso que cite a declarar a todos los empleados del establecimiento que trabajaron la noche de los hechos, incluidos sus dueños, José Polo y Toño Pérez, según la información avanzada por EFE.

Asimismo, la representación legal de los acusados, liderada por la abogada Sylvia Córdoba, reclama que el restaurante aporte a la causa su carta de vinos. Petición que tiene como objetivo encargar una pericial para determinar si el valor real de las botellas sustraídas está tasado en 1,64 millones de euros.

Hace meses, ante la ausencia de avances en la investigación, los propietarios de Atrio, José Polo y Toño Pérez, llegaron a un acuerdo con su compañía aseguradora para resolver el expediente mediante la póliza del hotel. Aunque esta ascendía a 17 millones de euros, solo cubría parcialmente a la bodega.

La madrugada del 26 al 27 del pasado octubre desaparecieron de la bodega de Atrio, una de las más estacadas a nivel mundial, 38 botellas de Romanée Conti y siete de Château d’Yquem. Entre estas últimas se encontraba la joya de la corona: un ejemplar de 1806 que fue adquirido por el negocio en una subasta de Londres en el año 2000 y valorada en unos 350.000 euros. Un botín del que no se ha encontrado ni rastro.

Los acusados fueron enviados a prisión provisionaal el pasado 4 de agosto ante el supuesto riesgo de fuga

Los ladrones, un hombre y una mujer, se hicieron pasar por una pareja que se hospedaba en el hotel. Mientras la mujer distraía al recepcionista, el hombre accedía a la bodega gracias a una llave maestra. El robo duró minutos y el personal no se percató hasta la mañana siguiente, horas después de que hubieran abandonado el establecimiento.

La jueza envió a prisión provisional el pasado 4 de agosto a los dos detenidos ante el riesgo de fuga. Se trata de un hombre de 48 años y una mujer de 28, que fueron detenidos en Croacia el pasado julio en una operación coordinada entre la Policía Nacional junto a la Oficina SIRENE, EUROPOL, INTERPOL, la dirección general de Policía Criminal y la Comisaría de Policía Fronteriza de Gruda (Croacia).

Durante su comparecencia, los detenidos sólo respondieron a las pregutnas de su abogada. Y aunque no aportaron luz sobre el paradero de las botellas, afirmaron que se trataba de un encargo.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas