Las dark kitchens se lanzan a la conquista de España para multiplicar por veinte su flota

Las dark kitchens se lanzan a la conquista de España para multiplicar por veinte su flota

Publicado el martes 08 de marzo del 2022
martes 08 de marzo del 2022

Las dark kitchens han sido uno de los temas centrales a debatir durante la primera jornada del Hospitality Innovation Planet (HIP 2022). En una de las mesas organizadas en torno a este negocio en auge han hablado cinco expertos, como son Manel Morillo (Socio Consultor, Con Gusto Consulting), Luis D’Anello (CEO de CogoFood), Patxo De Toro (Co-founder de Cookmunity), Jaime Martínez de Velasco (CEO de Cuyna) y Angelo Di Placido (CMO de Booh! Food).

El Co-founder de Cookmunity, Patxo De Toro, rompió el hielo definiendo una dark kitchen como “el último momento antes de la compra del cliente”, mientras que Luis D’Anello, de CogoFood, destacó que es “una posibilidad de expandir con recursos menores y conquistar nuevas zonas de mercado”.

Lo cierto es que todos los ponentes llegaron a una conclusión común, y es que este sistema de negocio en el sector va a seguir creciendo de forma sostenida. Así lo cree Jaime Martínez de Velasco (Cuyna), quien señaló que las dark kitchens van a conseguir multiplicarse por veinte en España. Un dato muy ambicioso que fue apoyado por el resto de expertos y encuentra sustento en un argumento utilizado por el CEO de Glovo en España, Óscar Pierre.

Y es que la pandemia ha traído consigo la llegada de estas cocinas fantasma. Según los datos de Kantar, el delivery ha sufrido un fuere acelerón y cada vez se demanda más comida a domicilio. Los pedidos se han disparado hasta un 85% por encima del año anterior. A nivel mundial, según Tina Nielsen, editora y especialista en Foodservice, el delivery genera unos 150 billones de doláres al año y para 2030 se espera alcanzar los 130 trillones. Mientras que las cifras que manejan desde Just Eat indican que en España este negocio mueve hasta 740 millones de euros y la previsión para 2023 es que se llegue hasta los 1.300 millones de euros.

Luis D’Anello (CogoFood): “Una dark kitchen es una posibilidad de expandir con recursos menores y conquistar nuevas zonas de mercado”

Una de los principales inconvenientes de las dark kitchens se encuentra en que no tienen una legislación clara. Los expertos han dedicado un espacio a este asunto. De Toro ha querido diferenciar entre legislación laboral y regulación de las cocinas fantasma como negocio. De hecho, ha puesto de ejemplo el caso de Barcelona, donde el ayuntamiento suspendió la emisión de licencias para este negocio, ha resaltado que esto ha contribuido a que “no podamos crecer”.

En su mayoría, este tipo de establecimientos se están instalando en zonas industriales para evitar quejas de vecinos, aunque también se han popularizado en el centro de las ciudades. D’ Anello ha indicado que, en el caso de CogoFood, se abren cocinas fantasma “en zonas industriales con fácil acceso a zonas urbanas”.

Por otro lado, Martínez de Velasco, de Cuyna, ha querido aprovechar la ocasión para mostrar su disconformidad con la legislación actual porque, en su opinión, no se ha contado con los actores de la industria para su elaboración: “Es una normativa que se ha hecho sin tenernos en cuenta”. Un mensaje compartido por Angelo Di Placido de Booh! Food que ha afirmado que “la legislación se tiene que adaptar” porque son centros de producción.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas