Mantequilla casera

Mantequilla casera
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos)
Cargando...
Tiempo de Preparación
10 minutos
Número de Raciones
5 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

¿Alguna vez os habríais imaginado preparar mantequilla casera? Podéis pensar que hacer mantequilla en casa puede resultar una tarea muy complicada, pero en realidad es un proceso de lo más sencillo. Encima, solo necesitamos un ingrediente.

Además, de emplear un solo ingrediente, necesitamos un solo utensilio para que el esfuerzo sea 0. Si sois algo cocinillas, seguro que tenéis por casa una batidora / amasadora de pie, o bien, una batidora de mano. Aunque este proceso también lo podemos hacer con un bote o tarro con cierre hermético, pero con esta técnica vamos a desarrollar un brazo que ni Nadal.

Estamos seguros de que, una vez probéis esta receta en casa, posiblemente no volváis a comprar mantequilla en el supermercado. ¡Vamos a ello!

Cómo hacer mantequilla casera:

  1. Si vamos a usar una batidora, ya sea de pie o de mano, debemos echar la nata líquida en el cuenco o recipiente del utensilio.
  2. Encendemos la batidora a velocidad baja, y vamos a ir subiendo la velocidad gradualmente. Pero antes de subir la velocidad, os recomendamos colocar un trapo de cocina limpio sobre la amasadora, así evitamos salpicaduras según la grasa de la leche se vaya separando del suero de esta.
  3. Continuamos mezclando a velocidad media – alta hasta que la mantequilla se haya separado del suero de leche. La mantequilla se adherirá al brazo de la batidora. Este proceso puede llevarnos unos 5 minutos. En cambio, si lo hacemos con agitando un tarro nos puede llevar de 10 a 20 minutos.
  4. Tras esto, cogemos otro cuenco y lo llenamos con unos 200 ml de agua helada. Podemos agregarle unos hielos para que esté más fría. Agregamos la mantequilla, y con la ayuda de una espátula vamos presionando la mantequilla para eliminar lo que quede del suero de leche. Tiramos el agua y repetimos el proceso hasta que el agua salga transparente. Lo más probable es que debamos cambiar el agua unas 3 / 5 veces.
  5. A continuación, llevamos la mantequilla obtenida a un papel de cocina o trapo para eliminar la humedad. Posteriormente, la pasamos a un recipiente y a la nevera durante unas 2 horas. También, podríamos enrollarla en papel de horno o de plástico, y dejarla reposar en la nevera, esto dependerá de la forma que nos gustaría que tomase nuestra mantequilla casera.

¡Listo, ya tenemos nuestra mantequilla hecha en casa con un solo ingrediente!

Pero ¿sabéis que es lo mejor de preparar mantequilla casera? ¡Qué la podemos saborizar completamente a nuestro gusto! Aquí abajo os dejamos unas ideas y las cantidades:

  • Mantequilla salada: no tenemos más que agregar unos 15 gramos de sal y amasarla cuando esté a temperatura ambiente.
  • Mantequilla de ajo y hierbas: 2 dientes de ajo picados, 1 cucharadita de romero fresco, otra de tomillo fresco, y otra de perejil. Todo muy picado.
  • Mantequilla de vino tinto: ½ cucharadita de romero fresco muy picado, 1 chalota muy picada, 60 ml de vino tinto, y una pizca de pimienta molida.
  • Mantequilla de limón: 1 cucharada de zumo de limón, y 1 cucharadita de ralladura de la cáscara del limón.
  • Mantequilla de mostaza: 2 cucharadas de mostaza de Dijon.
  • Mantequilla picante: 1 cucharadita de pimienta de cayena y unos granos de pimienta molida.
  • Mantequilla de cebollino: 2 cucharadas de cebollino muy picado, 1 cucharadita de ajo en polvo, y ½ cucharadita de sal.

También podemos hacer mantequillas dulces como estas que os indicamos a continuación:

  • Mantequilla de higos: unos 55 gramos de mermelada de higo
  • Mantequilla de arándanos: unos 75 gramos de arándanos frescos (triturarlos antes de combinar), unas cucharadas de sirope de arce, y 1 cucharada de ralladura de naranja.
  • Mantequilla de miel: 2 cucharadas de miel, y ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • Mantequilla de jarabe de arce: 2 cucharadas de sirope de arce, y ½ cucharadita de canela.

Como conservar mantequilla hecha en casa:

Esta mantequilla nos puede durar en la nevera durante al menos una semana si la guardamos en un recipiente hermético. Aunque esto dependerá de la fecha de caducidad de la nata líquida, y de si hemos hecho bien el trabajo de drenado de forma correcta el suero de la mantequilla.

También, podemos congelarla y conservarla durante unos 6 meses. Para descongelarla solo tenemos que dejarla reposar en la nevera durante una noche.

Por cierto, con esa cantidad de nata empleada, nos saldrán como unos 170 gramos de mantequilla.

Podemos emplear esta receta en casi cualquier plato que preparemos en casa, como en pesados, carnes, en puré de patatas, pastas… Desde reemplazar la mantequilla normal, por la mantequilla de limón para el bizcocho de limón. O bien, para disfrutar de todo su sabor untándola con una baguette recién horneada… Vosotros ponéis el límite.

¡A gozar!

Buscador de recetas

Buscador de recetas

Recetas Relacionadas