Helado de fresa casero

Helado de fresa casero
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos)
Cargando...
  • Esta receta contiene Lactosa
Tiempo de Preparación
60 minutos
Número de Raciones
5 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

¿Qué os parece si este verano en vez de comprar los helados los hacemos en casa? Más sanos, igual o más ricos, completamente personalizables a cualquier gusto. Hoy hemos optado por preparar el tradicional helado de fresa. ¿Estáis listos para conocer los secretos de esta receta?

Dado que ya tenemos el calor encima y cada vez cuesta más salir a la calle. Queremos poneros a vuestra disposición de forma sencilla, los mejores helados caseros: si sois más helados de caramelo / chocolate… no podéis dejar de probar este rico helado de oreo, ni el helado de brownie y dulce de leche, y qué decir del helado de Nutella… para chuparse los dedos. Pero, sin en cambio, preferís que sean más ligeros o de frutas, os animamos a que preparéis nuestro helado de melocotón, nuestro helado casero de yogur y el inmejorable helado vegano.

¿Listos para ponernos manos a la obra?

Cómo hacer helado de fresa casero:

  1. Lo primero que haremos será lavar y quitarles las hojas a las fresas. En este caso, podríamos emplear fresas congeladas o frescas.
  2. Cogemos una cacerola pequeña y echamos las fresas, podemos cortarlas en 4 o dejarlas enteras. Agregamos el agua y el azúcar. Encendemos un fuego medio y permitimos que rompa a hervir, posteriormente, bajamos a fuego lento y dejamos que el líquido vaya reduciendo durante 10 – 15 minutos.
  3. Tras ello, retiramos del fuego y trituramos con una batidora de mano hasta obtener una mezcla unificada y cremosa. Lo dejamos enfriar uno 30 minutos.
  4. A continuación, nos hacemos con un cuenco grande, preferiblemente que esté frío, y vertemos la nata líquida, también fría. Montamos con la ayuda de unas varillas de mano, hasta que se empiecen a formarse picos.
  5. En cuanto esté frío, incorporamos el puré de fresa a la nata montada, agregamos poco a poco, y mezclamos con una espátula con movimiento envolventes. Le daremos el último toque, de nuevo, con las varillas para que espese bien.
  6. Tan sólo queda agregar la leche condensada y remover, con una espátula y movimientos envolventes. Este paso debemos hacerlo a conciencia para que no queden rayas blancas de la leche condensada.
  7. Echamos el contenido del cuenco en un recipiente apto para el congelador, alisamos con la espátula, cubrimos y guardamos en el congelador durante unas 5 – 6 horas.

Si usamos fresas congeladas, no debemos agregar la cucharada de agua. Además, podríamos echarle a la preparación de las fresas un poco de ralladura de limón, o lima. También, podemos en vez de triturar todas las fresas dejar algún trozo que otro para hacer el mejor helado de fresa casero con trocitos.

Podríamos conservar este delicioso helado casero en el congelador durante unas 2 semanas antes de que empiece a cristalizar. Aunque posiblemente, una vez lo prueben en casa no dure ni 3 días de lo rico que está.

Buscador de recetas

Buscador de recetas

Recetas Relacionadas