Grupo Peralada quiere elaborar vinos propios en otras DO tras facturar más de 20 millones

Grupo Peralada quiere elaborar vinos propios en otras DO tras facturar más de 20 millones

viernes 31 de marzo del 2023 | 08:50

El grupo Peralada cerró el 2022 con una facturación de más de 20 millones de euros , un 10% más que en el año 2019. La empresa de la denominacion de origen Empordà prevé superar los 22 millones de euros este año.

En estos momentos, Peralada ya exporta el 32% de los vinos y cavas que elabora y tiene como objetivo estratégico crecer un 60% en ventas al exterior en los próximos tres años. Esto pasaría por fortalecer la presencia de la marca en países estratégicos como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Suecia, Suiza, Japón y China. Actualmente, el 55% de las ventas de Peralada están en Cataluña y el 13% en el resto del estado español.

Las cifras coinciden con el centenario de la bodega, que se celebrará con una gran fiesta inmersiva en el Centro de Artes Digitales IDEAL Barcelona o la creación de uno de los vinos más exclusivos que ha elaborado Peralada hasta la fecha: el Vino del Centenario. El grupo tiene la mirada puesta en el futuro y se fija como grandes objetivos ser referentes en sostenibilidad y seguir creciendo en «calidad», pasando de elaborar «vinos excelentes a vinos excepcionales que reflejen el paisaje y la diversidad del territorio ampurdané».

Así lo ha anunciado el presidente y copropietario de Peralada, Javier Suqué en un acto en Barcelona. En este camino, la nueva bodega diseñada el RCR Arquitectes se ha convertido en la primera de Europa en conseguir el sello LEED Gold, la certificación de sostenibilidad más prestigiosa del mundo. Además, a partir de 2025, todos sus viñedos tendrán la certificación de cultivo ecológico.

En los próximos años, la bodega también avanzará en la extensión de la agricultura regenerativa y que incluye prácticas como la eliminación de todo tipo de herbicidas, el uso de plantas que no erosionan el terreno, entre otros.

También se está trabajando en medidas como la acequia con agua recuperada de depuradora, como ya se hace en la finca Garbet desde hace 25 años, o la acequia semisótano, que llega a las raíces mucho antes de que la acequia aérea y evita el desperdicio , un proceso que ya se utiliza en los viñedos que rodean la nueva bodega. Ante los signos evidentes del cambio climático, como el actual episodio de sequía, Peralada también busca fincas situadas a mayor altura o en zonas más húmedas y estudia variedades que soportan mejor las altas temperaturas y la falta de lluvia.

Las prácticas sostenibles se extienden desde el viñedo hasta la nueva bodega, con el uso de la geotermia, el consumo eficiente de agua y electricidad, la elección de materiales y procesos sostenibles, el aislamiento térmico y el predominio de la iluminación natural.

Este 2023, Peralada también empezará a embotellar con botellas 100gr más ligeras, de textura rugosa, sostenibles y 100% reciclables, que reducen la huella de carbono y el desperdicio de vidrio. Los nuevos vinos de la bodega, el Anfitrión y el Obsequio serán los primeros en utilizar la nueva botella ya largo plazo se espera que este modelo se extienda a gran parte de la producción. En los próximos cinco años, la compañía planea poner en marcha más de 200 iniciativas de sostenibilidad, con el objetivo de que este eje sea un sello de identidad corporativo.

Impulso de la nueva bodega y presencias en otras DO

El segundo gran objetivo de Peralada es dar un nuevo salto a través de la nueva bodega, que permite grandes mejoras en la vinificación, como hacerla en 188 depósitos para llevar hasta el extremo la meticulosa selección de uva, separada en función de los distintos suelos de las diversas fincas de Peralada.

La mejora enológica ya se puede comprobar en los vinos jóvenes vinificados en las nuevas instalaciones, como Collection, Inspirador y Cigüeñas, vinos con más fruta y equilibrio, elegantes y frescos. Esta primavera también saldrán al mercado los primeros vinos de alta gama elaborados en la nueva bodega: Finca Malaveïna 2020, Finca Espolla 2020, un vino muy especial para conmemorar el centenario y dos nuevos vinos.

Asimismo, quiere elaborar sus propios vinos en Ribera de Duero y aspira a entrar también en Bierzo, Ribeira Sacra y Rias Baixas.

El vino del centenario

El Vino del Centenario es uno de los vinos de gama más alta, un vino único del que sólo se han realizado 1000 unidades. Esta edición limitada quiere ser un tributo al sueño visionario de una familia, hace cien años, de recuperar siglos de tradición vitivinícola en el Empordà. Se elabora con las mejores uvas (garnacha y syrah) de la finca más emblemática de Peralada: Garbet, y envejece 12 meses en barricas de roble francés y el resto en botella.

En línea con la innovación y experimentación, este año también se presentarán el Anfitrión y el Obsequio. El primero quiere simbolizar el espíritu de Peralada y conjuga las variedades autóctonas con las foráneas en perfecto equilibrio. Se elabora con garnacha tinta ampurdanesa y otras variedades. El segundo, un vino blanco icónico elaborado con garnacha blanca y cabernet sauvignon, un cupaje que Peralada ha ofrecido a sus más ilustres huéspedes, desde Dalí a Josep Pla.

Por otro lado, Peralada también lanzará este 2023 el Cava Edición Especial Centenario, un cava que reversiona el primero que se elaboró ​​en la pequeña bodega que se encontraba bajo el Castillo de Peralada, la primera que utilizó la familia. Una edición que recupera el copaje original del primer cava, con la mejor selección de macabeo, xarel·lo y parellada, proveniente de la viña de Finca l’Almirall en Castellví de la Marca. Este cava de Guarda Superior Reserva tiene una crianza de 18 meses en botella, que le ha permitido desarrollar un fino aroma y mantener al mismo tiempo unos ligeros matices afrutados.

Noticias Relacionadas