La Ancha y Azotea explotarán el restaurante del Club Financiero Génova

La Ancha y Azotea explotarán el restaurante del Club Financiero Génova

Publicado el viernes 20 de mayo del 2022
viernes 20 de mayo del 2022

La alta cocina llega al cielo de Madrid de la mano de la nueva restauración ordenada. Los grupos La Ancha y Azotea se han hecho con el contrato para la reforma integral y explotación de las instalaciones del restaurante del Club Financiero Génova, situado en la exclusiva azotea del Centro Colón (Madrid).

Según avanzó La Información, la propuesta presentada conjuntamente por ambos grupos ha resultado elegida en un proceso en el que también participaba el grupo Sodexo y el grupo Larrumba. Este último, propietario de Perrachica, pujaba por sumar un nuevo espacio gastronómico en plena fase de expansión por la capital, con la circunstancia de que dos de sus restaurantes más populares se sitúan a pie de calle del mismo edificio. Se trata de PYF y Habanera.

En el proceso también han participado el grupo Sodexo y Larrumba

El contrato de explotación del servicio de restauración en favor de Azotea y La Ancha tendrá una vigencia de cuatro años, hasta 2026, mediante el pago de una tasa de 400.000 euros anuales. Pero antes deberán acometerse las obras de las instalaciones del club, que durarán entre tres y cuatro meses y afectarán a la terraza, el restaurante y demás zonas dirigidas a eventos para socios.

Además de por su oferta gastronómica, el restaurante del Club Financiero Génova es reconocido entre el público madrileño por sus vistas a la Plaza de Colón y a la Biblioteca Nacional. Está por ver si los trabajos de remodelación en la asociación empresarial implicarán el abandono del actual nombre de Constitución, toda vez que en principio los nuevos operadores apostarán por aunar en un mismo concepto las características propias de su oferta gastronómica. Máxime tras la salida hace tres años de uno de sus últimos impulsores, el chef Eduardo Casquero.

El que fuera presidente del centro y de la patronal madrileña de empresarios, Juan Pablo Lázaro, fichó a Casquero en 2015 como chef ejecutivo para relanzar el espacio y redefinir su propuesta culinaria. Lo hizo en el marco de su estrategia para resucitar uno de los clubes más exclusivos de España, que al poco tiempo logró generar unos ingresos anuales superiores a los dos millones y medio de euros.

Noticias Relacionadas