Aramark retiene el servicio de restauración del Circuito de Jerez

Aramark retiene el servicio de restauración del Circuito de Jerez

Publicado el miércoles 08 de junio del 2022
miércoles 08 de junio del 2022

Allí donde hay un evento deportivo, Aramark busca estar presente. Es una de las máximas bajo las que se rige la operativa de la compañía en nuestro país, al que aterrizó hace hoy 30 años, coincidiendo con la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Su posición en el mercado deportivo español está bastante afianzada, con presencia en una decena de estadios de La Liga, el Mutua Madrid Open, el Circuit de Barcelona, el Palau Sant Jordi y el Circuito de Jerez.

Precisamente, Aramark acaba de retener la gestión del servicio de restauración en el Circuito de Velocidad de Jerez tras presentar la oferta económica más ventajosa en el concurso convocado a principios de año. Según la información consultada por Sivarious, el consejo de administración de Cirjesa, la sociedad pública que gestiona estas instalaciones, ha renovado el contrato para la concesión de los puestos de venta eventuales de bocadillas y bebidas, así como del restaurante-cafetería de la tribuna VIP.

Será el único responsable de obtener las licencias y autorizaciones para esta actividad hasta 2024

Tras años prestando sus servicios de catering y restauración en el recinto del circuito, el gigante americano seguirá siendo el único responsable de obtener las licencias y autorizaciones necesarias para ejercer esta actividad durante los dos próximos ejercicios, es decir, hasta mediados de 2024. A cambio de seguir explotando esta concesión en citas tan señaladas como el Gran Premio del Mundial de Moto GP o el campeonato de Superbikes, desembolsará un fee anual de 60.050 euros a Cirjesa.

Por otro lado, la renovación brinda a la compañía presidida por Jaime Thiebaut en nuestro país la oportunida de implantar en estas instalaciones deportivas el reciente concepto de restauración premium para eventos que ha desarrollado en alianza con Martín Berasategui, como ya viene hacieno en otros espacios. Gracias a propuestas como esta última, sus responsables aspiran a recuperar el pulso previo a la crisis sanitaria ahora que el mercado de prestación de catering vuelve a reactivarse con el aumento de demanda privada.

Tal y como ya informó este medio, Aramark España facturó 126,6 millones de euros durante el 2020 tras experimentar una caída del 32% en el negocio. Esta cifra está muy lejos de los 243 millones que llegó a generar en 2018. «La principal consecuencia fue la disminución de la actividad en un 80% a partir de dicha fecha en comparación con los importes presupuestados», según indicaba en el informe de cuentas depositado ante el Registro Mercantil.

Por parte del Circuito de Jerez tampoco terminan de salir los números. Tras cerrar el 2020 con unas pérdidas de 1,3 millones de euros y estimar un déficit de medio millón de euros para 2021, Cirjesa planteó un plan de viabilidad para atender los gastos diarios y mejorar su situación financiera.

Además de aplicar un aumento de las tarifas por el alquiler de las pistas, otra de las prioridades que se marcaba la mercantil pública era reducir el gasto que le supone la celebración de pruebas en el trazado. El mayor coste lo representa el Gran Premio de Motociclismo, con canon de unos 2,7 millones de euros anuales, si bien los más de cuatro millones de euros que abona la Junta de Andalucía alcanzan para cubrirlo. No obstante, el pasado marzo el gobierno autonómico aceptó pagar un 55% por seguir acogiendo la celebración del Gran Premio Red Bull España en 2022, 2023 y 2025, a razón de 5,3 millones por temporada.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas