De uno a cinco tenedores: así es la calificación de los restaurantes

De uno a cinco tenedores: así es la calificación de los restaurantes

Publicado el jueves 09 de septiembre del 2021
jueves 09 de septiembre del 2021

Los restaurantes tienen diferentes tipos de calificaciones. Algunas de ellas son las reseñas que dejan los clientes después de visitar el local. Este tipo de comentarios sirven para que los futuros clientes tengan una primera opinión sobre la calidad de los productos, el servicio y el trato recibido por parte de los trabajadores.

Otra de las calificaciones, por ejemplo, es según el tipo de comida que se ofrezca en el restaurante. Aquí los establecimientos de gastronomía se pueden agrupar en: gourmet (ofrece un valor gastronómico de calidad a los clientes), restaurante especializado (vegano, vegetariano, marisco…), ‘fast food’ o comida rápida, buffet…

También existe la calificación de uno a cinco tenedores. Esta calificación, normalmente, se encuentra en la puerta de los establecimientos. El número de tenedores que tiene un restaurante va creciendo conforme se van cumpliendo una serie de requisitos. 

En primer lugar, se encuentra los restaurantes de un tenedor. Este tipo de establecimientos ofrecen un servicio básico y económico. Tienen un comedor que está independiente de la cocina, aseo, cubertería y vajilla inoxidable y una carta sencilla que cuenta con al menos cuatro entradas y un mínimo de variedad en sus platos.

Después están los restaurantes de dos tenedores. Su principal característica es que cubren todas las necesidades de los clientes sin ser lujoso. Entre los requisitos que cumple están: comedor adecuado a su capacidad, servicio telefónico, cubertería y vajilla en buen estado, materiales de cocina inoxidable, cristalería simple, servilletas de tela y de papel, personal con algún elemento en su vestimenta distintivo (por ejemplo, la chaqueta o algún cartel con su nombre), carta sencilla pero con variedad de productos y servicios independientes.

Es a partir de los restaurantes de tres tenedores cuando se produce un salto. Son los más populares. Los establecimientos de tres tenedores también se conocen como ‘restaurantes turísticos’ porque cuentan con una gran afluencia de clientes. 

Una de las principales diferencias con los anteriores es que su carta es más extensa y se divide en entrantes, sopas y cremas, verduras, huevos o pastas, especialidades de pescados, especialidad de carne y postres (helados o fruta).

Tienen comedores adecuados con aforo máximo, aseo para el personal, calefacción, personal uniformado, calidad de vajilla, muebles, cristalería y mantelería en buen estado, servicio por teléfono, etc. Además, este tipo de locales no cuenta con acceso especial para empleados y clientes.

Cuando hablamos de restaurantes de cuatro tenedores, ya lo empezamos a hacer de establecimientos de lujo. Son los conocidos como ‘full service’. Este tipo de restaurantes cumplen unas condiciones que podría calificarse como de lujo.

La oferta de la carta presenta de 5 a 7 entradas, tienen una pequeña carta de vinos nacionales e internacionales, el personal va con uniforme y debe hablar varios idiomas (por ejemplo, inglés y francés), la decoración es de calidad y disponen de un ascensor en el caso de que el local tenga más de una planta.

Por último, están los restaurantes de cinco tenedores. Son los más lujosos. Se caracterizan por tener una organización del negocio muy eficaz, una decoración muy cuidada, políticas internas y externas, vajillas de calidad y alimentos de excelente clase.

Los establecimientos de cinco tenedores tienen que cumplir con estas condiciones: taquillas y aseo para empleados, entrada independiente para clientes y personal, climatización, teléfono inalámbrico, sala de espera con bar, personal uniformado con conocimiento de idiomas (o al menos el jefe de sala), carta de platos variada, carta de vinos tanto nacionales como internacionales, servicios independientes (para mujer y para hombre), con agua caliente y fría en los lavabos…

¿Qué significado tiene la calificación de los restaurantes por tenedores?

Ahora bien. ¿Cómo funciona esta calificación? ¿La tenemos que tener en cuenta como clientes? Para saber qué es lo que puedo esperar de un restaurante, lo mejor es observar el número de tenedores que tiene.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el número de tenedores no valora que la comida esté buena o mala. Lo que nos va a decir es cómo es el ambiente del local en el que se va a servir la comida. Para hacer una valoración de la comida están las Estrellas Michelín, e incluso, los Soles de la Guía Repsol. El número de tenedores de un restaurante es como un sello, parecido al de las estrellas de los hoteles.

Los restaurantes con calificación por tenedores pasan un control sobre el cumplimiento de sus condiciones específicas según la categoría en la que se encuentran. Los establecimientos que más tenedores tienen no tienen que pasar más inspecciones, por ejemplo. Tendrán las habituales.

A la hora de montar un establecimiento de cinco tenedores, los responsables van a tener que invertir más dinero al principio porque los requisitos de este tipo de infraestructuras son más altos y esto supone un mayor desembolso.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas