Crisis de personal en la hostelería: «Hay distorsión en el reclutamiento, pero no es como en Europa»

Crisis de personal en la hostelería: «Hay distorsión en el reclutamiento, pero no es como en Europa»

Publicado el viernes 04 de marzo del 2022
viernes 04 de marzo del 2022

Si hay un sector acostumbrado a aguantar su propia vela, es el de la hostelería. Una autosuficiencia que le ha permitido sobrellevar con cierta estabilidad las crisis; salvo la provocada por la pandemia, que ha llevado al límite a restaurantes, bares y hoteles con tantos cierres, restricciones y personal de baja. Este último factor cobró un protagonismo especial durante el pasado verano, cuando muchos hosteleros se encontraron con serias dificultades para completar sus plantillas, y es probable que persista en el tiempo.

Como es lógico, se trata de una cuestión que preocupa a los hosteleros. Durante la temporada estival algunos tuvieron que limitar el horario de sus negocios ante la falta de trabajadores disponibles, situación a la que Carlos Pérez Tenorio, presidente de Marcas de Restauración, se refiere como excepcional. «Hubo un clarísimo desequilibrio entre oferta y demanda, pero ya se ha diluido bastante el efecto». Renuncia por tanto a hablar de una Gran Dimisión’ como la que atraviesa Estados Unidos, donde el desempleo en hostelería dobla al de otros sectores pese a la mejora de salario y horarios.

No obstante, en base a determinadas previsiones, esta problemática podría ir más allá de una simple ruptura de la temporada de contratación. Por ejemplo, las predicciones de demanda de empleo efectuadas por el Observatorio de la Formación Profesional de CaixaBank Dualiza apuntan que en la presente década se crearán casi 900.000 puestos de trabajo en la hostelería.

Un observatorio prevé una demanda de casi 900.000 puestos de trabajo durante esta década

De los 101.263 nuevos empleos previstos para este año en el sector, el 15,9% se generarán en Andalucía, seguida de Cataluña (15,1%), Comunidad de Madrid (12,1%), Comunidad Valenciana (10,8%) y Canarias (10,6%). A nivel nacional, el 75% de las oportunidades surgirán por reemplazo, destacando el máximo de Islas Baleares (81%), seguido por Cantabria (79%), Castilla y León (79%), Aragón (78%) y País Vasco (78%).

«Todo ello está muy conectado con oportunidades por reemplazo como fruto del relevo generacional», se subraya en las páginas del estudio, donde se estima en más de 100.000 los puestos a cubrir anualmente durante los tres próximos años. Sin embargo, esta necesidad de personal está lejos de cubrirse si se tiene en cuenta que el número de estudiantes que optaron por un ciclo de formación profesional de Hostelería y Turismo fue de 46.864 en el curso 2019-2020 y que la media de titulados del último lustro ronda los 13.000.

«Aquí estamos teniendo una distorsión en el reclutamiento, pero no es como en Europa, donde en ocasiones no se llegan a abrir negocios por la ausencia de personal», relativizaba esta misma semana el presidente de la patronal de restauración ordenada en un encuentro con periodistas. Además de Reino Unido, donde la falta de personal lleva tiempo ejerciendo una fuerte presión sobre empresas de diversos sectores, otros países del entorno europeo también están padeciendo esta escasez y limitando la productividad de negocios hosteleros.

No obstante, dentro de esta misma crisis se destaca otro problema por la baja cualificación del personal. A este respecto, el estudio destaca que el 70% de las personas ocupadas en la restauración no cuentan con una cualificación específica sectorial, teniendo educación hasta la ESO o bien Bachillerato. «Este sector será tan fuerte como su eslabón más débil, y esto implica abordarlo desde el conocimiento y mediante estrategias inteligentes que fortalezcan su cadena de valor», remarcan los autores del estudio.

Además de relacionar esta escasez de trabajadores disponibles como algo coyuntural, fruto de la renqueante recuperación en la actividad, desde Hostelería de España vienen defendiendo desde hace meses un fomento de las políticas de formación profesional y se fomente la movilidad interna para los trabajadores que están buscando empleo. Medida con la que coinciden en el observatorio al concluir que es necesario poner en valor el conocimiento tanto a nivel de sector, a través de la identificación de perfiles profesionales y competencias necesarias a medio plazo, como a nivel empresarial a través de una cultura de inversión.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas