Sangría casera

Sangría casera
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos)
Cargando...
  • Esta receta contiene Sulfitos
Tiempo de Preparación
20 minutos
Número de Raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a preparar una de las bebidas más consumida por los españoles, y por cada vez más gente, en verano. Estamos hablando de la tradicional sangría española, en este caso sangría casera.

Nuestro consejo a la hora de hacer esta deliciosa bebida veraniega es prepararla dos o tres horas antes de consumirla, de esta forma permitimos que el vino se aromatice y la fruta se macere correctamente.

Podemos preparar esta refrescante bebida para un aperitivo, o para acompañar una comida de verano. Intentad acompañarla siempre con algo de picoteo dado que al ser una bebida alcohólica puede subirnos rápido.

Si sois de cócteles de verano no os podéis perder nuestra receta de daiquiri de sandía, nuestra riquísima piña colada, el tradicional y no tan tradicional tinto de verano, o esta refrescante caipiriña casera.

Cómo hacer sangría casera tradicional:

  1. Lo primero que vamos a hacer es lavar bien todas las piezas de fruta. Posteriormente, pelamos y cortamos en trozos los melocotones y la manzana. Seguiremos haciendo lo mismo en rodajas muy finas, pero sin pelar, el limón y una de las naranjas.
  2. A continuación, exprimimos la naranja que queda y reservamos el zumo.
  3. Después, preparamos un almíbar para que el azúcar no se quede en el fondo de la jarra. Para ello, vamos a calentar unos 75ml o tres cucharadas de agua, echamos el azúcar, removemos y reservamos.
  4. Ahora, vertemos todos los ingredientes: la fruta troceada, el vino, el zumo de naranja, el almíbar, y la ramita de canela si hemos decidido emplearla, en una jarra o un recipiente profundo. Removemos y tapamos con papel film transparente. Metemos en la nevera y dejamos que macere durante unas 2 o 3 horas.
  5. Justo antes de servir incorporamos la lata de refresco escogido, también fría, para darle ese toque carbónico a la sangría casera.
  6. Servimos en vasos individuales con unos cubitos de hielo, unos pocos trozos de fruta y una rodaja de limón o lima en el borde del vaso. A la jarra de agregamos otros cubos de hielo y le ponemos una cuchara de madera para remover de vez en cuando y para evitar que caigan demasiados trozos de fruta.

Consejos para hacer la sangría perfecta:

  1. Usar un buen vino joven, no tiene que ser crianza y mucho menos peleón.
  2. Emplear la fruta de verano que más os guste que estén duritas y siempre frescas. Nada de latas.
  3. Le podéis agregar un chorrito de licor si queréis, siempre y cuando sea dulce, como el coñac, el Cointreau…
  4. Es imprescindible que la fruta macere unas horas bien con el vino para que así suelte todo su sabor. También hay que tener en cuenta que no hay que pasarse de tiempo para que la fruta no fermente.
  5. La gaseosa o refresco es fundamental ya que le aporta las burbujitas y le da un toque maravilloso al paladar.
  6. Podéis variar la cantidad de azúcar a emplear, pero recordad que siempre se ha de disolver antes en agua caliente para que no se vaya al fondo de la jarra.

¡A disfrutar!

Buscador de recetas

Buscador de recetas

Recetas Relacionadas