La rentabilidad de las tapas se mantiene pese a duplicar su coste

La rentabilidad de las tapas se mantiene pese a duplicar su coste

domingo 16 de junio del 2024 | 14:00

Más allá de un atractivo gastronómico, las tapas son un buen negocio si se saben escandallar. Con el planteamiento adecuado, el icono de la cocina española puede convertirse en un importante aliado a la hora de aumentar la rentabilidad de un establecimiento y fidelizar a su clientela. Al menos así se desprende del desprende del estudio “ Importancia social de la tapa”, elaborado por Saborea España y Hostelería de España con motivo del Día Mundial de la Tapa, que se celebra cada 16 de junio.

El 65,7% de los hosteleros cree que la tapa resulta rentable desde el punto de vista empresarial. Se trata de un porcentaje prácticamente similar al que arrojaba la encuesta anterior de 2021, momento en el que el 63,9% compartía esta visión. De hecho, en un sector acostumbrado a trabajar con márgenes muy reducidos, para cuatro de cada diez establecimientos la tapa supone el 10% de la facturación.

Respecto al debate de si incluir la tapa en la bebida o cobrarla aparte, más de la mitad de los hosteleros se decanta por la primera opción como acto de cortesía. Concretamente, casi el 58% de los encuestados sirve un aperitivo gratuito, estrategia que permite justificar una pequeña subida en el precio de las consumiciones. La clave está en el balance entre el precio de la bebida y el coste de producción de la tapa, donde entran productos tan económicos como las aceitunas, las patatas bravas, las croquetas o la tortilla de patatas.

El coste medio se sitúa entre los 2,50 y los 4 euros

Precisamentel, el coste medio de la tapa en España se sitúa entre los 2,50 y 4€ para el 41,1% de los hosteleros, cuando en 2022 el 54,7% se manejaba en la horquilla de entre 1,5 y 2,5 euros. Hoy, este porcentaje cae hasta el 39,7% con la inflación como principal causa detrás de esta subida. Así, el tramo de 2,50 a 4€ ha aumentado más de 12 puntos respecto a 2022, duplicando el coste de este aperitivo.

No obstante, la tapa es un recurso de sostenibilidad que la mayoría de hosteleros lleva usando mucho tiempo, como opción de cocina de aprovechamiento, que utilizan ya el 65% de los hosteleros que han participado en el estudio.

Cuentan a favor con que se trata de un hábito de consumo muy asentado, como demuestra el hecho de que para el 45% de los clientes su gasto medio en tapeo suele ser de entre 10 y 20 euros, siendo el consumo medio de entre 3 y 5 tapas para más de la mitad de los encuestados. En el lado más ahorrador se sitúa el 40% de los consumidores que afirma consumir menos de 3 tapas.

Noticias Relacionadas