Cofides rescata a Arcasa, el catering sancionado por el Vall d´Hebron tras hallar insectos en la comida

Cofides rescata a Arcasa, el catering sancionado por el Vall d´Hebron tras hallar insectos en la comida

Publicado el miércoles 15 de junio del 2022
miércoles 15 de junio del 2022

A falta de tres semanas de que finalice el plazo para obtener ayudas, Cofides sigue agilizando los rescates través del Fondo de Recapitalización de empresas afectadas por la Covid (Fonrec). En la última tanda se aprobaron 14 nuevas solicitudes de financiación por valor de 104,8 millones de euros, incluyendo la concedida a Catering Arcasa.

La empresa de catering, con sede en Barcelona y una plantilla superior a los 1.000 trabajadores, recibirá una concesión de 8 millones de euros, de los que 4,8 millones de euros serán en forma de préstamo participativo y 3,2 millones de euros como préstamo ordinario. La operación ha sido asesorada por PKF Attest, como asesor financiero, y Gómez Acebo & Pombo, como asesor legal.

Este rescate se produce en un momento especialmente delicado para Catering Arcasa, cuyo negocio viene atravesando serias dificultades desde el comienzo de la pandemia. Hasta el punto que sus resultados del 2020 estuvieron completamente influidos por la incidencia del coronavirus, que mantuvo prácticamente paralizada la actividad de la restauración colectiva durante casi todo el año.

Se trata de una empresa habitual en los concursos de cafeterías y comedores públicos

Así lo refleja el último informe de cuentas depositado ante el Registro de Mercantil, donde se pone de manifiesto que las restricciones a la hostelería en general, y a los servicios de catering y comedor en particular, provocaron una caída del 11,3% en la facturación de Arcasa. Esta pasó de los 54,87 millones de euros en 2019 a los 48,66 millones durante el primer año de pandemia.

Ante este descenso manifiesto de la facturación, que derivó en unas pérdidas económicas de 4,58 millones de euros, la compañía activó una serie de medidas, dirigidas a contener los números rojos y estabilizar la balanza de pagos. Así, entre las medidas de reequilibrio adoptadas destacaba la activación de préstamos con avales del ICO por un importe de 2,9 millones de euros. Al mismo tiempo, su nivel de endeudamiento aumentó hasta rozar los 8,5 millones.

Aunque durante este tiempo ha conseguido nuevos clientes, también se ha quedado sin alguno clave. Sin ir más lejos, el pasado marzo perdió el contrato del servicio de catering del Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, el mayor de Cataluña, tras hallarse la presencia de insectos en la comida de los empleados.

Estas irregularidades por parte de la empresa, que suministraba el catering al 60% de la plantilla (enfermeros, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, celadores, médicos de guardia y auxiliares de hostelería), fueron notificadas a la gerencia del centro hospitalario por parte del sindicato Comisiones Obreras (CCOO). Como representante en la junta de personal, CCOO presentó una denuncia pública contra Arcasa, que se vio correspondida por una sanción del propio hospital y la apertura de un concurso público para la gestión de la cocina.

A pesar de este episodio, la compañía ha seguido concurriendo a concursos públicos de comedores públicos. Sin ir más lejos, hace unos meses pujó por quedarse el millonario contrato de la cafetería del Hospital de Salamanca, valorado en 24 millones de euros, y por el de la elaboración de comidas en los centros de recogida de las Islas Canarias, que ascendía 18 millones. Pese a no hacerse con ninguno, mantiene la gestión de los comedores de la sanidad vasca en Álava.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas