Pizza de pesto

Pizza de pesto
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos)
Cargando...
  • Esta receta contiene Frutos de cáscara
  • Esta receta contiene Gluten
  • Esta receta contiene Lactosa
Tiempo de Preparación
35 minutos
Número de Raciones
2 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

¿Quién se puede negar a una deliciosa pizza? ¿Y qué me decís si os digo que es casera? Irresistible, ¿verdad? Hoy venimos con una receta de pizza poco explotada, pero exquisita cuanto menos. Se trata de la inigualable pizza de pesto casera.

Tal y como viene explicito en el nombre de la receta, necesitamos pesto. Lo mejor es utilizar pesto casero, dado que de esta manera podéis prepararlo a vuestro gusto. Podéis usar: nueces, anacardos, avellanas, nueces pecanas, pistachos, almendras, rúcula, tomate seco o fresco, hacer pesto de espinacas, calabacín… como veis, tenéis casi un sinfín de posibles combinaciones. No dudéis en descubrir cuál es vuestra favorita. Si os sobra pesto, siempre lo podéis utilizar para preparar pasta ya sea caliente, o en ensalada de pasta.

Como hacer pizza de pesto:

Primero, lo primero, y eso es preparar la masa para la pizza casera. Aunque, sí sois algo perezosos o no sois muy entusiastas de la cocina, siempre podéis recurrir a la del supermercado. Os va a salir riquísima de cualquier manera, pero os recomendamos proba en alguna ocasión la pizza con la masa hecha en casa. ¡Os va a chiflar! Además, podéis aprovechar para pasar un agradable tiempo en pareja / familia.

Sin más rodeos vamos con la receta:

  1. Una de las claves para que salga bien un plato es precalentar el horno. Así que, a encender el horno a 200º usando ambas resistencias y el ventilador. Recordar sacar con antelación todas las bandejas.
  2. A continuación, cogéis una bandeja de horno y extendéis papel de horno. Si habéis comprado la masa, la extendéis directamente en la bandeja. Pero si la habéis hecho casera, poner un poco de harina sobre el papel y trabajadla como si un italiano invadiera vuestro cuerpo. Colocadla encima e ir dándole forma con las manos hasta obtener el resultado buscado.
  3. Seguidamente, con un cucharón o cuchara sopera extendéis el pesto de formando una capa uniforme, dejando un borde de unos 2 cm.
  4. Después, laváis el tomate y cortáis el tomate y la mozzarella en rodajas.
  5. Cubrid la pizza con las rodajas de mozzarella y encima las rebanadas de tomate. Poned unas pocas cucharadas de ricotta, y si por algún casual habéis hecho recientemente pollo asado y os ha sobrado, podéis agregarle un poquito a la pizza.
  6. ¡Lista para meter en el horno! La dejáis que hornee de 15 a 20 minutos, o hasta que el borde esté doradito y los quesos se hayan derretido.
  7. La sacáis del horno con cuidado y ponéis un poco de rúcula por encima y a disfrutarla rápidamente. ¡No dejéis que se enfríe!  

Como sabéis hay multitud de variantes para la pizza de pesto. Además de todos los posibles pestos que hay, por todas la posibilidades de ingredientes que podéis para hacerla. Así que, si sois pizzeros, no dejéis de probar esta increíble pizza de pesto variando los ingredientes. Os dejamos alguna ideas sueltas: alcachofas, aceitunas, setas, queso, y más queso, hojas de albahaca, tomates secos, bacon, cebolla, cebolla caramelizada…

Buscador de recetas

Recetas Relacionadas