La huelga golpea de lleno en las principales plantas de aceite de oliva

La huelga golpea de lleno en las principales plantas de aceite de oliva

Publicado el jueves 24 de marzo del 2022
jueves 24 de marzo del 2022

El sector del aceite de olive sucumbe a la falta de materias y suministros generada por la huelga de transportes. Compañías como Deoleo o Dcoop están planteando parones en su actividad productiva ante las dificultades para mantener su operativa habitual después de diez días en esta situación.

Por un lado, Deoleo se ha visto obligado a interrumpir su producción desde este jueves por un tiempo indefinido hasta la finalización de la huelga. Decisión que viene impuesta por las imposibilidad de recibir materias primeras y material de envase, así como a la falta de espacio en sus almacenes para seguir acumulando stock.

Por su parte, el Grupo Dcoop todavía no ha tomado una determinación pero teme sumarse a este parón forzoso a partir de la próxima semana. En su caso la interrupción afectaría principalmente a la planta de Antequera, que mueve una media diaria de 500.000 kg de aceite de oliva, ya sea a granel como envasado, cuando hoy en día no tiene acceso a la veintena de cisternas que requiere esta cantidad.

Peor es la situación de la firma Sovena o la coperativa JAENCOOP, que llevan días sin poder expedir nada de producto ni material auxiliar desde sus plantas. Una realidad que confirman las asociaciones representantes de la industria aceitera española, ANIERAC y ASOLIVA, las cuales advierte que esto amenaza seriamente con distorsionar el mercado interior, «dificultar su abastecimiento y hundir las exportaciones españolas», indican en un comunicado conjunto.

La situación de huelga del transporte «está originando en el sector serios problemas de abastecimiento y de salida de nuestros productos«, indica la nota, que señala que, todo esto, «hace temer la imposibilidad de continuar la actividad en las empresas aceiteras, muchas de las cuales han tenido que cerrar o reducir su actividad». Además «de las cuantiosas pérdidas económicas que ya se acumulan por cada día de huelga», la situación está pasando factura a nivel internacional, toda vez que los clientes, «al no poder recibir mercancía de las empresas españolas, están comenzando a romper contratos y a aprovisionarse de aceite en países tradicionalmente competidores».

Así, se están haciendo pedidos a Túnez, Italia y Portugal, «con la consecuente pérdida de reputación para un sector, el del aceite de oliva, líder a nivel mundial y considerado como uno de los pilares de la Marca España«. Las asociaciones de envasadores y exportadores del sector, solicitan del Gobierno central su máxima implicación para encontrar una solución urgente al problema, «que está provocando un verdadero colapso de consecuencias catastróficas en toda la cadena de producción y comercialización del aceite», sector que genera anualmente un valor económico estimado de más de 4.000 millones de euros para la economía nacional y que da empleo a 400.000 personas.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas