Bordelesa, borgoñesa, Rhin… conoce los diferentes tipos de botellas de vino

Bordelesa, borgoñesa, Rhin… conoce los diferentes tipos de botellas de vino

Publicado el lunes 27 de diciembre del 2021
lunes 27 de diciembre del 2021

Las botellas de vino han evolucionado mucho a lo largo del tiempo. Pero, actualmente, las bodegas cuentan con diferentes tipos para embotellar toda su producción de vino.

Cuando vamos al supermercado a comprar una botella de vino, podemos encontrar que no todas son iguales: unas son más altas, otras son más anchas, tienen diferentes colores, diferentes corchos… Pero, ¿esto afecta al sabor del vino? ¿Influye el color de la botella? ¿El tamaño?

El director de Bodegas Manzanos, Carlos Javier Herráez, señala que “existen numerosos tipos de botellas, cada una de ellas suele ir asociada a la tradición, estilo de vino de cada zona y su especificidad”. A pesar de ello, “todas las botellas tienen el mismo cometido, servir de envase para contener el vino para poder ser almacenado y transportado”.

Pero apunte que “en función del tipo de vino (espumoso, vino tranquilo, fortificado, etc.), las botellas deben cumplir ciertos criterios de grosor, resistencia, altura, etc”. Por otro lado, señala que “actualmente hay un alto componente de marketing asociado a las botellas de vino, y cada vez hay una aparición mayor de botellas con diferentes formas y estilos”.

“En función del tipo de vino (espumoso, vino tranquilo, fortificado, etc.), las botellas deben cumplir ciertos criterios de grosor, resistencia, altura, etc.”

Herráez señala que “la crianza en botella es fundamental para los vinos de guarda y su posterior desarrollo”. Además, afirma que “el tipo de botella puede incluir en este proceso, pero lo fundamental son las condiciones que afectan al mismo, tanto de luz, temperatura, vibraciones, es decir, las condiciones de almacenamiento”.

En cuanto al tamaño de las botellas, el director de Bodegas Manzanos, cuenta que “cuanto más grande es la botella más lenta y armoniosa es la maduración del vino dentro de ella. Por este motivo, añade, “se considera que un mismo tipo de vino consigue una calidad superior en las botellas de tamaño más grande respecto de las más pequeñas”.

Y sobre el color afirma que “está directamente relacionado con el impedimento del paso de la luz ya que esta puede afectar al vino de forma negativa. Por eso los vinos considerados de guarda, tanto blancos como tintos, suelen ser embotellas en botellas oscuras”.

Tipos de botellas de vino

Una de las botellas más comunes dentro del mundo del vino es la bordelesa. Este tipo de botella es cilíndrica, más o menos alargada, con unos ángulos muy marcados en la parte conocida como hombro de la botella y tiene un cuello más cortos que en otros tipos de botellas. Su origen se produjo en Burdeos, de ahí su nombre y es utilizada, especialmente, para guardar vinos tintos.

Después tenemos la botella Rhin. Conocida con otros nombres como alsaciana o renana. Es más esbelta que la anterior, alta y alargada con una suave curva en el hombro de la botella. Es muy común para vinos blancos y rosados.

Por otro lado, se encuentra la borgoñesa. Es una de las botellas más antiguas. A diferencia de la bordelesa, los hombros son más caídos y de mayor longitud. Se suele fabricar en tonos verdosos o pardos.

La Jerezana es una de las más utilizadas en los vinos andaluces. Es muy similar a la bordelesa pero cuenta con algo de forma en el cuello.

Y por último, la botella champagne. Es parecida a la borgoñesa aunque tiene unas paredes mucho más gruesas. Este tipo de botellas tienen que resistir la presión de los vinos espumosos. También tienen una oquedad muy característica en su base para aligerar esa presión del vino.

Bordelesa, borgoñesa, Rhin… conoce los diferentes tipos de botellas de vino

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas