Room Mate presenta el concurso de acreedores a la espera de la entrada de un inversor

Room Mate presenta el concurso de acreedores a la espera de la entrada de un inversor

Publicado el viernes 24 de junio del 2022
viernes 24 de junio del 2022

La cadena hotelera Room Mate entra en concurso de acreedores voluntario tras la negativa de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a su solicitud de rescate y su pulso con los acreedores. Desde 2019, año en que superó los 100 millones de euros, su facturación ha sido mínima.

La compañía ha presentado la solicitud ante el Decanato de los Juzgados de lo Mercantil de Madrid,  acompañada de la «venta de unidad productiva, acompañada de una oferta vinculante por parte de un inversor que plantea la continuidad del negocio y el mantenimiento de los puestos de trabajo«.

Según la nota remitida a los medios de comunicación, todo este proceso está sujeto al análisis del administrador concursal y a la aprobación del juez. No obstante, el concurso afecta exclusivamente a la empresa Room Mate y no al resto de sociedades del grupo.

La cadena lleva meses buscando un inversor que permita la continuidad de su actividad

La cadena hotelera, que lleva meses inmerso en la búsqueda activa de un inversor que compre la participación del 30% controlada por Sandra Ortega, aborda este procedimiento “con el objetivo de garantizar la viabilidad y continuidad de su actividad empresarial, el servicio a sus clientes y el futuro de sus trabajadores y proveedores”.

De esta esta manera, busca acogerse a las nuevas vías que ofrece la última reforma de la ley concursal para afrontar con mayores garantías y en las mejores condiciones la venta de su unidad productiva. La ley permite que el proceso sea eficaz, a lo que Room Mate se compromete a “contribuir con todo lo necesario para facilitar su desarrollo de la forma más eficiente”.

A pesar de esta difícil coyuntura, puesto que la compañía está en proceso de regularizar el pago con la mayoría de sus proveedores y en el camino adecuado para su recuperación, asegura que «el proceso concursal es la fórmula más adecuada para su viabilidad futura”.

Durante el tiempo que dure el proceso concursal su actividad “continuará desarrollándose con plena normalidad, de forma que la tranquilidad de clientes, proveedores y trabajadores está asegurada”.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas