Meliá apuesta por el turismo de lujo para culminar su recuperación en 2022

Meliá apuesta por el turismo de lujo para culminar su recuperación en 2022

Publicado el lunes 28 de febrero del 2022
lunes 28 de febrero del 2022

Objetivo: obrar la ansiada recuperación en ‘V’ que permita dejar atrás la pandemia. Es la meta que persiguen prácticamente todas las empresas del sector turístico, uno de los que ha sentido con más fuerza los estragos de las restricciones sanitarias, pero que muy pocas están en situación de perseguir. Dentro de la corta lista de compañías que no tiran la toalla a este respecto está Meliá, que confía en haber remontado todo el terreno cedido para finales de este año.

Según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la primera hotelera en España por número de habitaciones registró unas pérdidas consolidadas de 192,9 millones en 2021, un 67,6% menos que en 2020. No obstante, la mejora más contundente se produjo en sus ingresos, que se incrementaron un 70,8%, hasta los 902,4 millones de euros. Aunque esta cifra supone la mitad que en 2019, la progresión de los últimos meses «confirma la resiliencia y tendencia ascendente de la demanda».

Meliá reconoce que «las sucesivas olas y restricciones a la movilidad provocaron una recuperación con altibajos, parcial y marcada por la ausencia de viajeros internacionales». Y pese a la explosión de Ómicron y el impacto del conflicto en Ucrania, prevé un fuerte repunte de su actividad a partir de marzo. Prueba de ello es que las reservas suben diariamente en las últimas semanas y se acercan a niveles de 2019, sobre todo en destinos vacacionales y ciudades con un componente de ocio. De hecho, las efectuadas en libros para el verano superan las anteriores a la pandemia, especialmente en el precio medio.

La cadena ingresó 902,4 millones en 2021, la mitad que antes de la pandemia

Así, desde la máxima cautela, este mes marcaría el inicio de un periodo de recuperación, en el que los analistas del Consejo Mundial de los Viajes y el Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) creen que se podrían superar las cifras de facturación de 2019. En el caso de Meliá, la previsión para los hoteles vacacionales apunta también a una recuperación o incluso mejora durante este año en el ingreso medio por habitación, dada la evolución de los precios. Factor al que contribuye la demanda y la apuesta del grupo por sus marcas, sus canales de distribución, su programa de fidelidad y, muy especialmente, su orientación al segmento de lujo.

Y es que, si hay un nicho en el que Meliá viene poniendo el foco desde hace tiempo, es el segmento superior y de lujo. Así lo evidencia la alianza estratégica que acaba de cerrar con Vinpearl, el mayor propietario hotelero de Vietnam, para incorporar doce hoteles de alto standing a su cartera.

Según Gabriel Escarrer, viccepresidente ejecutivo y consejero delegado, se trata de «una estrategia que ha impulsado también la expansión
del grupo al conseguir posicionarnos como “puerto seguro” para gestión de hoteles independientes y pequeñas cadenas, en un momento de creciente competencia y consolidación del mercado».

Son por tanto «líneas de trabajo que han resultado claves para impulsar nuestra competitividad en la etapa de recuperación post-Covid», subraya Escarrer. Al mismo tiempo, cabe tener presente la estrategia impulsada por Meliá para rebajar el peso de sus hoteles en propiedad, que actualmente suponen el 10%, como demuestra el hecho de haber incorporado 42 nuevos establecimientos en el último semestre, todos ellos mediante acuerdos de gestión y franquicia.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas