Los dueños de Filandón cierran 2020 en rojo tras hacer frente a una sanción de Hacienda

Los dueños de Filandón cierran 2020 en rojo tras hacer frente a una sanción de Hacienda

Publicado el martes 14 de septiembre del 2021
Foto: Entrada del restaurante Filandón
martes 14 de septiembre del 2021

El año pasado no fue el mejor en la corta historia del restaurante Filandón, donde Mariano Rajoy quiso despedirse de su equipo de ministros antes de abandonar La Moncloa, en 2018. Básicamente porque el grupo Inversiones La Grotta, propietario del establecimiento situado en la carretera de Fuencarral a El Pardo, cerró el 2020 con pérdidas por dos razones: la pandemia y una inspección fiscal que ha concluido recientemente, según consta en sus cuentas anuales.

Fue en 2019 cuando las autoridades tributarias iniciaron una inspección sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de los ejercicios de 2016 a marzo de 2019. Y también del Impuesto de Sociedades para los ejercicios 2016 y 2017. Esta inspección ha finalizado en 2020.

La inspección al Impuesto de Sociedades de los ejercicios de 2016 y 2017 ha concluido que la sociedad tiene que abonar cuotas, que deberían de haber sido abonadas en estos periodos, por un importe conjunto de 215.538 euros. Y además, tienen que pagar una sanción de 135.788 euros. También se ha presentado una liquidación complementaria de este impuesto del año 2018 por el que ha tenido que pagar 191.637 euros.

Por otro lado, respecto a la investigación sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido, las autoridades han concluido con una sanción a la sociedad de 47.540 euros. En total, la sociedad ha tenido que hacer un desembolso de algo más de medio millón de euros tras la inspección.

El resultado final del ejercicio de 2020 ha sido negativo en 246.345 euros, lo que ha disminuido en un 182% con respecto al año anterior, cuando los dueños de Filandón obtuvieron un beneficio de 302.001 euros.

Además, en el 2020, como consecuencia de la pandemia, tuvieron que mantener los locales cerrados lo que ha hecho que la facturación de Inversiones La Grotta haya disminuido con respecto al año anterior en un 16%. Han pasado de facturar 8,2 millones a 6,9 millones. 

A pesar de ello, ha habido un incremento en los gastos de personal, aunque durante los meses de pandemia parte de la plantilla, formada por más de 80 trabajadores, estuvo en ERTE. Este gasto se ha incrementado un 14%, es decir, han pasado de gastar 2,3 millones de euros en 2019 a 2,7 millones en 2020.

La senda de previsión de los dueños del Filandón para el ejercicio de 2021 es que se produzca un aumento de la actividad de restauración, por la evolución de la pandemia y el buen ritmo de vacunación, permitiendo que la actividad de hostelería se realice de forma relativamente normal siguiendo todas las medidas sanitarias. Además, según consta en las cuentas anuales, en el primer trimestre de este 2021 la sociedad ha arrojado beneficios y esperan que se produzca un aumento en las ventas.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas