Los hosteleros se toman el pulso ante el problema de la falta de personal

Los hosteleros se toman el pulso ante el problema de la falta de personal

jueves 24 de noviembre del 2022

¿La falta de personal en hostelería es causa o consecuencia? Tratándose de un problema que desborda al sector, una parte de la profesión alude a las carencias en la profesionalización de las plantillas, mientras otra hace referencia a las dificultades para retener talento joven. Pero, en general, todas las partes coinciden en que favorecer una mejor formación ayudaría si no a solucionar el problema, al menos aliviarlo.

Históricamente, los jóvenes han percibido la hostelería como una ocupación temporal, casi nunca como una profesión en la que hacer carrera. Hoy, sin embargo, cuesta atraer a trabajadores de esta y otras franjas de edad. y no sólo durante la temporada alta. Prueba de ello es que el 88 % de los hosteleros alegan dificultades a la hora de encontrar personas para los puestos que requieren.

Es una de las necesidades que pone de manifiesto el barómetro FuerzaBar de Heineken España. El documento, que cuenta la participación de más de 450 hosteleros, desdice el mito de que la hostelería sea un cajon de sastre en el «que vale cualquiera». Precisamente porque escasea la mano de obra durante todo el año, ocho de cada diez encuestados considera que es más necesario que nunca apostar por la cualificación.

Además de la evidente carencia, esta falta de profesionalización está generando cierto deterioro en la imagen del sector, dado que la mitad de los hosteleros sitúa el prestigio del sector en un 6 o menos sobre diez. Esto redunda en la falta de interés laboral, ya que los establecimientos suelen ofrecer salarios bajos o incluso puestos de poco valor, entre otras condiciones laborales deficientes.

Un 88 % de los profesionales apunta que para ser un sector atractivo laboralmente es «prioritario» mejorar las condiciones laborales

En relación a este punto, un 88 % de los profesionales apunta que para ser un sector atractivo laboralmente es «prioritario» mejorar las condiciones laborales en conceptos como salarios, horarios o conciliación. Asimismo, un 84 % ve que la hostelería necesita modernizarse en la gestión del negocio, aplicando modelos donde se potencie la agilidad en la toma de decisiones y la adaptación al cambio.

Las claves para la profesionalización del sector que persigue el estudio giran todas en torno a la modernización de las ideas de negocio y de los procesos, así como de la atención al público. Así, el 85% de los hosteleros piensa que los negocios deben ofrecer experiencias diferentes para modernizarse; de otro modo solo les queda la baza de una propuesta muy competitiva en precio y rapidez.

Casi ocho de cada diez hosteleros (79%) tienen ya claro que los negocios que sepan manejar y aprovechar la información de sus clientes (y el big data) serán los más exitosos. Por eso ven clara la necesidad de aprovechar al máximo la digitalización y una nueva forma de afrontar la relación con el cliente (reservas online, recepción automatizada de pedidos…), que tiene nuevas necesidades (alergias, comida étnica, veganos…) y quiere ver sus demandas respondidas.

En términos generales, de la encuesta se deduce que el 36 % suspende la situación actual de la hostelería, con la eficiencia energética (5,3 sobre diez), la sostenibilidad financiera (5,5) y la conciliación (5,6) como los aspectos concretos peor valorados.

Contrasta con la optimista visión respecto a la capacidad de adaptarse que se percibe en los hosteleros, hasta el punto de que el 93 % de los hosteleros considera que son un «ejemplo» de resiliencia y de «superación tras la pandemia». Para Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España, “la hostelería ha demostrado una capacidad de resistencia única. España es el país de Europa que más rápidamente ha salido de la crisis. En agosto ya habíamos recuperado la cifra de trabajadores de 2019 con 8.000 empleados más, mientras en Italia faltaban 250.000. En un sector como éste, de personas para personas, uno de los principales retos que tenemos es reforzar la experiencia: es lo que nos va a permitir generar valor diferencial”.

Noticias Relacionadas