El «rooftop” del hotel Riu Plaza España se reinventa para sus clientes

El «rooftop” del hotel Riu Plaza España se reinventa para sus clientes

Publicado el lunes 20 de diciembre del 2021
lunes 20 de diciembre del 2021

El hotel Riu Plaza España introduce varias novedades. La terraza 360 del hotel Riu de Madrid ha añadido un atractivo más a sus espectaculares vistas de la capital: un mirador transparente sobre la recién inaugurada Plaza de España.

Este balcón de vidrio está suspendido a 100 metros de altura y ofrece una panorámica del sur de Madrid, con unas perspectivas únicas de la Casa de Campo, el Templo de Debod o el Palacio Real.

El nuevo mirador de Riu Plaza España es una pieza arquitectónica imperceptible desde el exterior, en comparación la fachada del conocido Edificio España. Una atracción única en la capital que, junto con la popular pasarela, reafirma el apoyo de la familia Riu a la zona de Plaza de España como foco turístico de la capital.

Otra de las novedades de la azotea del Riu Plaza España son las dos nuevas escaleras junto al torreón central, que dan acceso a los palcos superiores, conocidos como los reservados o zonas VIP.

También en el “rooftop” 360, los clientes se encontrarán con un nuevo elemento decorativo: la imponente escultura de un toro blanco. El animal está construido en madera con estética origami y cuerpo impermeable de Krion. Una escultura, que según la marca, es una declaración de amor y respeto por este animal.

Además, tras esta renovación, el hotel ha añadido un gastrobar para sus clientes ubicado en la planta 26. Un bar de tapas que abre todo el día y ofrece a los clientes servicio a mesa, con una imagen completamente diferente al popular “De Madrid al Cielo”, ubicado en la misma planta pero que abrirá en horario nocturno y con solo servicio de bebidas.

En la misma puerta del nuevo “Edén”, los clientes encontrarán un nuevo punto de parada obligada. Un romántico columpio invita a los clientes a sentarse para  tomarse una fotografía con las mejores vistas de Madrid de fondo.

Su carta la componen numerosas tapas con toques castizos propios de la gastronomía de Madrid. Desde un tapeo frío con un “Tartar de salmón picante con wakame, crumble de patata y ajos”, o unas tablas de embutidos y quesos españoles, hasta una “Cazuela de callos con morcilla y chorizo ahumado”.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas