Transición en Finca Río Negro: el druida Juan Mariano Cabellos cede paso a la leyenda Ausás
Foto: Xavier Ausás, director técnico de Finca Río Negro.

Transición en Finca Río Negro: el druida Juan Mariano Cabellos cede paso a la leyenda Ausás

jueves 12 de enero del 2023

José Manuel Fuentes compró una finca en 1998 con el objetivo de recuperar la tradición vitivinícola de la zona, la Finca Río Negro. Plantó una pequeña parcela de viñedo en un terreno de altitud inusual. Con el tiempo, el terreno demostró ser apto para la viticultura y actualmente cuenta con 46 hectáreas de viñedo.

Afortunadamente, el potencial del terruño cumplió todas las expectativas iniciales y desde entonces se ha ido completando hasta las 46 hectáreas actuales. Hoy la bodega cuenta con una gama de cinco vinos que acumulan altas puntuaciones en las guías más prestigiosa, aunque los primeros pasos fueron de ensayo y error.

«Cuando conocí a José Manuel habían empezado a hacer la fermentación buenamente como podían y estaban en eso que llamamos un vino de garaje», recuerda Juan Mariano Cabellos. Con la ayuda de este enólogo, que entonces ya contaba con 20 años de experiencia en el mundo vinícola, consiguieron completar la faena y dejar el vino en condiciones de embotellamiento.

En 2005 volvería a atender la llamada del empresario, esta vez para ampliar la viña y crear un vino para su comercialización. Fruto de ese trabajo surgiría ‘Finca Río Negro 2007’, cuya primera añada salió al mercado en 2010 y obtuvo a la primera nada menos que 92 puntos en la Guía Peñín. Después llegarían otras cuatro creaciones. Siempre bajo la misma premisa de lograr el mejor vino que la tierra fuese capaz de dar y bajo la mano experta del enólogo.

Juan Mariano reconoce sentirse satisfecho de haber definido el estilo de los vinos de la finca

Tras más de dos décadas con Juan Mariano obrando como druida, la bodega afronta este año el relevo histórico al frente de su dirección técnica. Con la brotación de la primavera, Juan Mariano se retirará de la primera fila para ceder el testigo a Xavier Ausás, considerado una leyenda de la enología española y partícipe del éxito de Vega Sicilia, donde trabajó durante 24 años.

Aunque hablar de legado le suena grandilocuente, Juan Mariano se siente satisfecho de haber definido el estilo de los vinos de la finca tras partir prácticamente de cero. «Son medianamente reconocibles, pero también hemos conseguido diferenciarlos sin que se pisen unos a otros, dentro de una finca que es bastante homogénea en cuanto a suelo», declara en conversaciones con Sivarious.

Aumento en la inversión y producción

Tal y como cuentan desde la bodega, la transición se está abordando de la forma más ordenada posible. De hecho Ausás se incorporó el pasado verano como asesor técnico y en octubre finalizó su primera vendimia, con la que se han elaborado cerca de 130.000 botellas de sus cuatro referencias de tinto y unas 40.000 botellas de su blanco.

Reconocido como ‘Mejor Enólogo’ en 2007, con más de 25 años de experiencia en la dirección enológica de grandes grupos y con una apuesta por el respeto absoluto por el terruño, el prestigioso experto llevará a cabo su labor en el viñedo, desde la supervisión en viticultura hasta el trabajo en Bodega. Ausás estará apoyado por un enólogo en bodega y por Manuel del Rincón, vinculado en la dirección técnica de Finca Río Negro en los últimos años.

La bodega aguantó el envite de la pandemia, cediendo apenas un 8% de las ventas durante el primer año. En 2021 recuperó la parte de enoturismo, que representa cerca de un tercio del negocio y el objetivo de la familiar Fuentes es seguir invirtiendo en su desarrollo. Prueba de ello son los 300.000 euros que destinó durante el año pasado, a los que sumará otros 200.000 a lo largo de este 2023.

Noticias Relacionadas