Hesperia nota el ‘boom’ turístico y mejora cifras prepandemia en la primera mitad del año

Hesperia nota el ‘boom’ turístico y mejora cifras prepandemia en la primera mitad del año

Publicado el martes 02 de agosto del 2022
martes 02 de agosto del 2022

Ningún operador hotelero sabe qué escenario de futuro esperar a la vuelta del verano, pero por el momento la inmensa mayoría opta por quedarse con las buenas sensaciones que está dejando la temporada alta. Tanto a nivel de reservas en España, donde las cifras de las grandes ciudades duplican las de 2021, como de ventas, que se mueve en unos niveles similares a los prepandémicos.

Es el caso de Hesperia, la cadena hotelera firmó en junio uno de los mejores primeros semestres de su historia, con unos niveles de facturación récord. En concreto, la gestión de la cartera con 22 establecimientos que tiene repartidos por España reportó unos ingresos de 58 millones de euros hasta junio, cifra un 22% superior a las cosechadas en 2019.

Asimismo, el grupo ha informado que el RevPAR (ingresos por habitación disponible) de estos primeros seis meses ha crecido un 31% respecto al 2019. Crecimiento que atribuye principalmente al aumento de precios, ya que la tarifa media diaria o ADR ha mejorado un 40% en los seis primeros meses del año en comparación con dos ejercicios atrás. 

El grupo ha incrementado un 40% sus tarifas en los seis primeros meses del año

Por otro lado, Hesperia apunta al cliente internacional como impulsor de esta recuperación en la actividad. Prueba de ello es que tras una presencia testimonial en los dos últimos años, ha crecido hasta representar el 47% de las ventas en la primera mitad de este año. Además, las perspectivas para la segunda mitad del ejercicio, que recoge los principales meses de la campaña de verano, apuntan a que este tipo de consumidor seguirá aumentando su peso en el conjunto del negocio.

Estos datos contribuyen a reforzar la evolución positiva del negocio del grupo, que cerró el pasado ejercicio con un valor en activos por importe de 750 millones de euros y un patrimonio neto de 315 millones de euros a pesar del fuerte impacto negativo generado por la pandemia en el conjunto de la economía y en el sector hotelero en particular en 2020 y 2021. Mejoras que permitieron reducir en cerca de la mitad las pérdidas registradas en 2021, con un resultado neto de 26 millones de euros.

De cara a la segunda parte del año, las perspectivas son relativamente optimistas. Para el director general de la cadena, Gonzalo Alcaraz, “a pesar de las evidentes incertidumbres que sobrevuelan en el contexto macroeconómico para los próximos meses, hacemos una lectura optimista y confiamos en que el balance para el conjunto de este año va a ser positivo”.

Por su parte, el CEO del grupo de inversión Hesperia, Jordi Ferrer, considera que “teniendo en cuenta que durante la primera mitad de 2021 aún tuvimos muchas restricciones y la mayoría de los hoteles cerrados, creemos que haber sido capaces de mejorar tan significativamente el resultado respecto a 2020 es un dato muy importante y positivo y pone en valor el esfuerzo titánico de todos los profesionales que forman este grupo”, comenta el CEO de GIHSA, Jordi Ferrer

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas