Grupo Cappuccino aguanta el tipo en la pandemia y dispara sus beneficios

Grupo Cappuccino aguanta el tipo en la pandemia y dispara sus beneficios

jueves 02 de febrero del 2023

El grupo Cappuccino pasó por la pandemia sin grandes consecuencias. Obviamente cortó en seco su negocio durante el primer año de crisis, pero a partir de la primavera de 2021 resurgió con más fuerza si cabe. Una recuperación prácticamente en V, atestiguada por los llenos absolutos en sus locales y por las cifras de sus últimas cuentas anuales presentadas ante el Registro Mercantil.

Según consta en el informe econónomico correspondiente al 2021, el emporio mallorquín creado por Juan Picornell Rowe se recompuso de un año para otro del mazazo que supuso la crisis sanitaria para la hostelería. Cerró el segundo ejercicio de pandemia con 36,5 millones de euros de facturación, lo que casi supuso doblar los 18,8 millones alcanzados en el primero.

De esta forma, el grupo Cappuccino consiguió recuperar parte de su facturación previa al coronavirus, que se situaba en 44,7 millones de euros. Esta mejora se explica principalmente por la reapertura de todos los locales a partir del segundo trimestre del ejercicio, y de su hotel cinco estrellas en Palma de Mallorca a partir de mayo.

La previsión era alcanzar en 2022 los niveles prepandemia

No obstante, siguió manteniendo algunas medidas para mitigar el impacto económico y reducir costes, como los ERTE. También a la formalización de nuevos préstamos y la recepción de ayudas por parte del Govern Balear. Al cierre de 2021, las deudas por préstamos ascendían a 36 millones de euros. Con todo, el grupo confía en sus capacidades para seguir continuando su actividad, como demuestra su previsión de alcanzar en 2022 el volumen de negocio de 2019.

Por otro lado, el Ebitda de la compañía se situó en torno a 8 millones de euros, frente a los 4,3 millones de 2020. Cerró con 401 empleados y una cartera de 1.144 proveedores, principales españoles.

El Grupo Cappuccino desarrolla su actividad en el sector de las cafeterías, restauración y hoteles, operando bajo las marcas Cappuccino, Tahini y Wellies. Tras inaugurar en mayo del año pasadoun Grand Café en Sevilla, en el local que ocupaba el histórico restaurante Oriza, cuenta con 17 establecimientos en España -Mallorca, Madrid, Marbella, Valencia, Ibiza y Sevilla- y uno más en Gstaad (Suiza).

Precisamente, la empresa balear tiene desde hace años la expansión internacional como gran objetivo. En concreto llevar la marca Capuccino a ciudades de Oriente Medio y Turquía, así como seguir ampliando su concepto hotelero. Estrategia que en principio requiere de socios financieros como compañeros de viaje.

El origen del grupo se remonta a 1993 en la ciudad de Palma Nova, lugar en el que se abrió el primer Cappuccino. Dos años después vino la apertura del establecimiento del Paseo Marítimo en Palma (1995). En 1998 se llevó a cabo la apertura de lo que hoy es la sede central del Grupo: Cappuccino San Miguel.

Noticias Relacionadas