El Grupo San Telmo entra en el negocio de supermercados con la compra de una veintena de locales DIA

El Grupo San Telmo entra en el negocio de supermercados con la compra de una veintena de locales DIA

Publicado el martes 10 de mayo del 2022
martes 10 de mayo del 2022

Arturo Fernández vuelve al ruedo de la alimentación. El que fuera vicepresidente de la CEOE y dueño del Grupo Arturo Cantoblanco ha orientado las negociaciones del Grupo San Telmo, del que es asesor, para entrar en el negocio de los supermercados a través de DIA.

Según la información publicada por OKDiario, el empresario ha mediado en favor del Grupo San Telmo, que gestiona una treintena de restaurantes y estaciones de servicio en toda España, para la adquisición de una veintena de tiendas propias de la marca DIA. Entre los negocios que regenta el grupo destaca el Bistró Mató, Palosanto, El Canalla o Dumbo Café. Todos ellos en Barcelona.

Arturo Fernández ha mediado en favor del grupo para cerrar la gestión de estos locales.

Como parte de este proceso de compra, la compañía irá haciéndose con el control de estos locales durante los dos próximos años mediante un sistema de franquicia. El radio de acción del grupo se circunscribe en un principio a la comunidad de Madrid, aunque si la gestión avanza según lo planeado podría ampliarse el radar. Sobre todo aprovechando que la apertura y renovación que ha impulsado la cadena en sus tiendas bajo un mismo logo, así como la apuesta por rediseñar los productos de su marca propia para ofrecer a los consumidores la mejor calidad-precio del mercado.

A través de este proyecto, Fernández pretendería reconstruir su conglomerado empresarial, en el que lllegó a contarse la propiedad de 187 restaurantes, con una facturación de 250 millones de euros anuales, y dos hoteles. Sin embargo, los problemas financieros y judiciales terminaron arrasando con su emporio de hostelería, en el que destacaba un negocio de catering con el daba de comer al Congreso de los Diputados y grandes empresas del Ibex.

Pese a la quiebra sufrida, durante la que fusionó parte de su grupo de hostelería a la compañía española Mediterránea de Catering, el empresario se mantiene al frente del Club de Tiro Cantoblanco, el negocio que fundó su abuelo en 1898 y cuyo restaurante está experimentando una importante remodelación para adaptar sus instalaciones a las necesidades y preferencias actuales de los consumidores.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas