40 compradores pujan por hacerse con los activos del grupo alimentario JSP

40 compradores pujan por hacerse con los activos del grupo alimentario JSP

Publicado el lunes 11 de julio del 2022
lunes 11 de julio del 2022

Un mes después de la activación del proceso vía extrajudicial, se ha abierto la subasta para la venta de los activos del grupo de alimentación José Sánchez Peñate (JSP). Hasta el momento más de 40 potenciales compradores han mostrado interés por las unidades productivas de la compañía, una de las más importantes de la economía canaria,.

Los seleccionados, quienes han pasado por una primera fase de selección, participarán en el proceso que se tramitará a través de la web de Asemar. Para garantizar la seguridad jurídica del deudor y acreedores, entre los que figuran la Administración Pública y un pool de entidades financieras, se proporcionará toda la información necesaria del activo a los interesados para continuar con su compromiso de transparencia.

Después de un proceso concurrencial público y transparente de captación de ofertas, Rafael Tarazaga, director de Asemar, señala: “nuestra tarea como entidad especializada es hacer llegar toda la información de la unidad productiva al mayor número de interesados, y velar por la transparencia del proceso, además, nos hemos puesto en contacto con los principales grupos de alimentación de la península y en concreto con posibles grupos de inversores canarios, y seguimos haciéndolo para amplificar un proceso que aún está abierto”.

Los activos están valorados en 68 millones de euros

Tal y como reconocen desde el grupo JSP, el objetivo principal es encontrar un único inversor para la unidad productiva. Para ello, se ha llevado a cabo una ponderación de los interesados que reúnan una serie de requisitos como acreditar su solvencia financiera y tener conocimiento previo del sector para dar una nueva vida a los activos, al negocio y a las propias plantillas que integran la compañía.

La suma de los activos del grupo, valorados en 68 millones de euros, contempla la planta de producción de lácteos ubicada en Güímar (Tenerife); la unidad de yogures y postres, con inmuebles en Los Baldíos (Tenerife) y Getafe (Madrid); la unidad productiva de panadería en El Tablero (Las Palmas de Gran Canaria) y el tostadero de café situado en Los Majuelos (Santa Cruz de Tenerife).

Son las cuatro unidades productivas que el grupo industrial de alimentación JSP venderá, junto a parcelas, oficinas, maquinaria y cuatro almacenes de distribución localizadas en distintos puntos de las Islas Canarias.

El centro de producción de leche y derivados lácteos localizado Güímar alberga más de 15.000 metros cuadrados repartidos en un almacén y una nave industrial de producción. Por su parte, la planta de Los Baldíos es un complejo conformado por dos naves industriales y un edificio con una
superficie útil total de 6.430 metros cuadrados. En el caso de la panificadora de El Tablero, se trata de una edificación de dos plantas que consta de planta de almacenaje y oficinas, con un total de 3.155 metros cuadrados. Además, el tostadero de café de Los Majuelos consta de una edificación para almacén y fábrica junto a un edificio con tres plantas de oficinas, sumando 25.965 metros cuadrados en total.

Desde el pico de productividad alcanzado en 2008, en el que llegó a facturar 125 millones de euros, momento en el que comenzó el declive de JSP, pasó a generar 55 millones en 2022. Una realidad que se ha visto agravada por la gestión y varias decisiones erróneas en un entorno económico complicado, como rechazar en 2017 la venta de la empresa láctea Celgan a la multinacional Kaiku. Con esta operación habría ingresado 18 millones de euros, que le hubieran permitido reducir parte de su deuda. Lamentablemente, de momento tampoco ha tenido lugar la entrada de un inversor que permita reflotar la compañía, tal y como se esperaba hace un año.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas