Patabrava, el curador que enfunda jamones en neopreno

Patabrava, el curador que enfunda jamones en neopreno

Publicado el lunes 07 de febrero del 2022
lunes 07 de febrero del 2022

Los trajes de neopreno llegan a la gastronomía. Y lo han hecho de la mano de la empresa familiar Patabrava, una compañía especializada en la fabricación y distribución de jamones con Denominación de Origen de Guijuelo e ibéricos y frescos como lomo, pluma o presa, entre otros.

La familia Gómez Robles comenzó en el sector en 1886. Más de 100 años después, el negocio sigue en pie gracias a la sexta generación. Así lo cuenta el CEO de Patabrava, Antonio Gómez, que destaca el enclave en el que se encuentra situada la fábrica. “Está a más de 1000 metros de altura y aquí los vientos son constantes, ideal para la curación de las piezas de manera natural que es como lo hemos hecho siempre”.

Para Gómez, una de las claves del negocio ha sido mantener la filosofía de trabajo que han heredado de toda la familia. “Hoy en día, con la tecnología que hay se puede hacer un proceso de curación de una manera mucho más acelerada y, sin embargo, nosotros seguimos apostando por dar curaciones muy larga aprovechando el valor añadido del clima”.

Entre sus innovaciones destaca la envoltura de jamones en neopreno. Se trata de un packaging que llega al cliente final. Gómez señala que surge “de intentar buscar la excelencia en todos los apartados” y afirma que el neopreno cuenta con “todas las cualidades técnicas”.

“Es un material que aísla principalmente de las agresiones de cualquier tipo de ácaro y mantiene estupendamente los jamones en cualquier clima. Prolonga muchísimo la vida útil de una pieza entera”, añade el empresario.

“Nosotros seguimos apostando por dar curaciones muy larga aprovechando el valor añadido del clima”

Gómez cuenta que el proceso para encontrar el material y fabricante adecuado costó.“Cuando empezamos a llamar a fabricantes de trajes de neopreno y les explicaba que éramos una empresa de jamones que queríamos hacer esto y ver si nos echaban una mano, no nos hacía ni caso porque no entendía que el traje fuese para un jamón”.

Aunque es algo que ha cautivado a los clientes, que “cuando lo reciben con la funda de neopreno siempre lo califican como algo distinto y espectacular”.

Las ventas de Patabrava en Internet

Patabrava tuvo que adaptarse a las nuevas tecnologías y empezó a apostar por la venta por Internet. La pandemia hizo que la distribución al sector HORECA se viese resentida y la vía web ha hecho que sean los de los mejores valorados por los clientes con un 5.0 sobre 5 en Google My Business.

Además, Antonio Gómez afirma que, a pesar de que gran parte de su venta actualmente siga siendo online, “intentamos aconsejar al cliente sobre el mejor producto por vía chat en la web e incluso estamos introduciendo una herramienta que va a ser muy innovadora porque es de video en directo con el cliente para poder mostrarle bien lo que se le ofrece y va a ser esa pieza la que se escoja, se enfunde, se prepare y le llegue”.

El CEO de Patabrava cuenta que la distribución a restaurantes y hoteles con la pandemia se ha para mucho por eso han intentado cambiar su método de trabajo para poder llegar directamente al cliente final. “El jamón ibérico de bellota que hacemos es un producto especial y nunca nos había gustado que al final terminase entre un maremágnum de piezas de otros fabricantes”.

Patabrava, que enfunda jamones en neopreno

“Todo el negocio que estábamos sacando para alta restauración con la pandemia se paró. La ventaja que tenemos nosotros es que hacemos curaciones muy largas porque tenemos jamones muy grandes y de mucha calidad. Estamos sacando actualmente jamones con 4, 5 y 6 años de curación”, afirma el CEO de Patabrava.

Y añade que “si ahora mismo, por desgracia, hubiera otra pandemia y tuviéramos que estar otros 8 meses sin poder sacar una sola pieza, no se resentiría en absoluto en cuanto a calidad porque son piezas que, como el buen vino, se van haciendo mejores cada año”.

La venta online de jamones ha supuesto un porcentaje cada vez más elevado en la facturación de la compañía. “En los últimos tres años ha subido más de un 50% de media”, asegura Gómez.

Los jamones de Patabrava cuentan con la Denominación de Origen de Guijuelo. Para obtener esta calificación se deben de cumplir diferentes condiciones como que la zona de producción sea en Guijuelo y también se realizan controles en el campo, en las dehesas, las fábricas y secaderos.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas