Cuatro empresas para dos locales: el Puerto de Sevilla «renueva» la hostelería del muelle de Nueva York

Cuatro empresas para dos locales: el Puerto de Sevilla «renueva» la hostelería del muelle de Nueva York

Publicado el miércoles 09 de marzo del 2022
miércoles 09 de marzo del 2022

El Puerto de Sevilla tiene muy avanzada la licitación para la explotación de los dos quioscos-veladores del Muelle de Nueva York, que fue sacada a concurso público a finales del año pasado. Se pretende con ello desarrollar una nueva oferta de ocio a raíz de que la autoridad recuperara el control absoluto del espacio, construido una década atrás, tras años bajo la Gerencia de Urbanismo.

La mesa de contratación de la Autoridad Portuaria ha recibido cuatro propuestas de empresas locales interesadas en obtener una concesión administrativa que permita la gestion de negocios de hostelería en estos locales. Según la documentación consultada por Sivarious, los licitadores que han presentado credenciales son Trastevere Muelle New York.; IFV, Puerto de Cuba en Liébana y la unión temporal de empresas (UTE) formada por Junk Media, Junk Hospitality y Habanera 99 Granada.

Aunque el proceso de licitación ha despertado el interés de empresas con una fuerte presencia en el sector local, la que acumula más enteros para hacerse con una licencia es Trastevere Muelle New York. Como actual empresa adjudicataria de los dos quioscos en concurso, opta a renovar por un nuevo plazo máximo de diez años. Uno de los espacios alberga el Manhattan Sevilla y el otro Muelle New York. Ambos gozan de gran popularidad en la capital hispalense.

Trastevere Muelle New York es la empresa ajudicataria actual de los dos quioscos en concurso

El procedimiento de adjudicación se ha puesto de cara para Trastevere, ya que el ramillete de licitadores alternativos tenía de plazo hasta el pasado 7 de marzo para subsanar varios defectos en sus ofertas y pasar así el corte final. Por ejemplo, la UTE debe certificar estar al corriente de sus obligaciones con la Seguridad Social y declaración responsable de no haberse dado de baja en la matrícula del Impuesto de Actividades económicas.

IFV también tiene pendiente atender un requerimiento referido a este impuesto, junto a la obligación de acreditar la solvencia técnica y económica exigida. En este sentido, los pliegos establecen que un volumen de negocio mínimo de 400.000 euros al año. Un criterio que Trastevere cumple ampliamente, puesto que en 2020 registró unas ventas de 813.050 euros.

De acuerdo con las bases aprobadas por el consejo de administración del Puerto, en la selección de la nueva oferta hostelera del muelle se ha prorizado las propuestas con una temática marítima. Por otro lado, además de los dos quioscos, el ámbito de la concesión incluye un área de 972 metros cuadrados, divididos en cuatro parcelas discontinuas. Entorno que no podrá ser ampliado ni alterado por la empresa que se haga con su explotación y mantenimiento.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas