La hostelería aragonesa reclama nuevas ayudas y disponer de los 75 millones no ejecutados

La hostelería aragonesa reclama nuevas ayudas y disponer de los 75 millones no ejecutados

Publicado el martes 15 de febrero del 2022
martes 15 de febrero del 2022

Con la sexta ola remitiendo, la hostelería aragonesa tiene muy presente aquella cita shakespeariana que dice «aquí empieza lo malo y lo peor queda atrás». Buscando curarse en salud tras el enésimo revés al sector provocado por ómicron, profesionales de la actividad y organizaciones empresariales de la región han impelido al Gobierno de Aragón a pelear un nueva convocatoria de ayudas a la solvencia. Al igual que el País Vasco, que acaba de abrir el proceso para optar a parte de los 22 millones en subvenciones que pretende repartir entre el sector.

La propuesta ha sido bien recibida por el ejecutivo aragonés, el cual ha dado su palabra de elevar esta petición ante el Ejecutivo Central. Compromiso que ha sido ratificado mediante la firma de un acuerdo con empresarios de la hostelería de la región, así como por el director general de CEOE Aragón, Jesús Arnau, el presidnete de Cepye de la comunidad, Aurelio López de Hita, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón, Fernando Martín.

La iniciativa surge ante el impacto de la crisis y el hecho de que en los dos programas de ayuda a la empresa llevados a cabo en 2021 se quedarán sin ejecutar alrededor de 75 millones de euros, cuando el total asignado al territorio era 141 millones. En otras palabras, casi la mitad de los fondos presupuestados, por lo que la idea es reclamar a los ministerios de Economía, Hacienda y Función Pública. Primero para que las cuantías sobrantes sean reasignadas, y segundo para que permitan disponer de nuevos fondos y seguir apoyando a los distintos sectores.

La hostelería de la comunidad ha recibido cerca del 40% de las ayudas destindas a empresas

Empezando por la hostelería, que se ha recibido cerca del 40% en las convocatorias anteriores, doblando la proporción del comercio minorista y mayorista y cuadriplicando la del resto de sectores. Después de todo, la actividad ha sufrido como pocas las restricciones sanitarias, con eventuales reducciones de horario y aforos. Hasta el punto de ser señalados como responsables de la propagación de contagios. De hecho, la aragonesa ha llegado a declarar caídas de ingresos superiores al 75% como consecuencia de la pandemia.

Medidas de acceso más flexibles

La propuesta que se planea elevar al Gobierno de Pedro Sánchez incluye eliminar el requisito de que los solicitantes no tuvieran pérdidas en sus cuentas de resultados de 2019, al contrario que la anterior convocatoria. Para flexibilizar el acceso y que puedan optar más beneficiarios, quieren reemplazar este criterio por otro basado en términos comparativos. Así, desde el ejecutivo aragonés sugieren que la caída de la facturación sea de un 20% en 2021 respecto a 2019.

De esta forma, en el supuesto de que las empresas cosecharán números rojos el año previo a la pandemia, la ayuda máxima a percibir correspondería entre un 40 y un 80% de la caída sufrida. En cualquier caso, de acuerdo con la propuesta planteada las ayudas no serían inferiores a 8.000 euros, ni superiores a 400.000. Por otro lado, el documento contempla conceder una ayuda de 6.000 euros a los empresarios o profesionales que arrancaron su actividad en 2020.

El acuerdo alcanzado en Aragón está apoyado por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Huesca; la Asociación Provincial Teruel Empresarios Turísticos; Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Zaragoza-HORECA; Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza; Asociación Provincial de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza; Asociación de Empresarios de Restaurantes de Zaragoza-Horeca Restaurante; y Asociación Profesionales de Empresarios de Hoteles de Zaragoza-Horeca Hoteles.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas