Los sistemas de higiene más económicos para el pequeño y mediano hostelero

Los sistemas de higiene más económicos para el pequeño y mediano hostelero

Publicado el jueves 19 de mayo del 2022
jueves 19 de mayo del 2022

Los dispensadores de jabón son una de las mejores soluciones higiénicas para los hosteleros. Esta es una de las conclusiones a las que llegan diferentes empresas de material sanitario que distribuyen sus productos a restaurantes.

Desde HotelesyColectividades, una empresa de productos para el equipamiento, limpieza e higiene, cuentan que uno de los sistemas más económicos para el lavado de manos “es la utilización de dispensadores de jabón espuma, ya que reducen el consumo de producto por cuatro, y especialmente, los de depósito integrado que permiten utilizar jabón a granel frente a los de cartucho más caros”.

Una opción que también comparten en García de Pou. Su gerente, Emili García, señala que los dispensadores de jabón son lo más económico y más seguro, pero también “combinados con los rollos secamanos de papel tisú”. Además, explica que “la mayoría de microbios se transmiten por las manos y lavárselas y secárselas de forma correcta evita intoxicaciones alimentarias, infecciones, etc. Estudios científicos han demostrado que lavarse con jabón durante al menos 20 segundos y secarse las manos con toallitas de papel desechables es la manera más segura de hacerlo”.

Emili García: “A raíz de la pandemia la higiene en la hostelería se cuida muchísimo más”

García asegura que los secadores eléctricos de aire “ayudan a propagar los virus y bacterias, además de consumir electricidad, lo que supone un gasto muy elevado hoy en día”. Una opción que sí contemplan en HotelesyColectividades puesto que consideran que  “para lugares con un alto nivel de afluencia, tenemos que tener en cuenta los secamanos eléctricos, más caros inicialmente, pero con mejor amortización a largo plazo”.

En García de Pou también explican que los rollos secamanos de papel tisú son “más rentables, económicos, higiénicos y prácticos” porque “se colocan en un dispensador a la medida y se desenrollan por el interior, lo que evita las roturas involuntarias del papel”.

Aunque afirma que las toallas secamanos de tisú sería otra opción, puesto que “ya vienen cortadas y quizá sea un sistema para los que quieren un plus de sofisticación. Se pueden colocar en un dispensador y también en una cesta”. En HotelesyColectividades hablan de los rollos de papel cheminé. En su caso, este producto es sobre un 15% más económico que las toallitas pero explican que “hay mayor desperdicio de papel por parte del consumidor, siendo finalmente más rentable el uso de toallitas”.

La gerente de García de Pou señala que a raíz de la pandemia la higiene en la hostelería “se cuida muchísimo más” puesto que “somos conscientes de lo mucho que nos jugamos” y “también los clientes se han vuelto más exigentes con la higiene en restaurantes y cafeterías, en los aseos públicos, etc.”. Mientras que en HotelesyColectividades aseguran que la compra de dispensadores de gel hidroalcohólico “ha bajado mucho y apenas se vende ya”.

Noticias Relacionadas